SENADORA ÓRDENES POR LEY MILA: «ESTAMOS SALDANDO UNA DEUDA ENORME CON LAS MADRES Y PADRES DE ESTE PAÍS»

La parlamentaria destacó la aprobación y despacho de la ley que permitirá que los recintos para que establezcan un protocolo para facilitar el acompañamiento para menores de edad hospitalizados. «Es un avance en la humanización de todo lo que aspectos traumáticos y dolorosos que significan los tratamientos clínicos para niñas, niños y adolescentes», sostuvo la senadora Órdenes.

Lista para ser ley quedó el proyecto que busca modificar la situación de los padres de pacientes pediátricos internados en el sistema público para que puedan acompañar a sus hijos y cuenten con las condiciones mínimas de comodidad.

Tras la aprobación del proyecto de manera unanime por la Sala, la senadora Ximena Órdenes se refirió a esta nueva ley. «Sin duda este proyecto va en la línea de entregarle todas las garantías para que las madres y padres puedan acompañar a sus hijos e hijas en las condiciones adecuadas y así puedan ejercer su derecho con la dignidad que se mercen», sostuvo la parlamentaria.

La idea del proyecto se basó en la experiencia de Priscila Astudillo, quien acompañó a su hija «Mila» durante semanas durmiendo en una silla incómoda, sin posibilidad de relevo, sin un baño disponible.

«Este tipo de proyectos, sin dudas, son una respuesta a una realidad que viven cientos de madres y padres, día a día, y que por años fue invisibilizada. El derecho a acompañar a un hijo o hija en un recinto clínico no debería ser cuestionado, pero tuvimos que aprobar una ley para que quedará establecido este derecho», indicó Ximena Órdenes.

Asimismo, la senadora recalcó que hay evidencia empírica sobre la importancia de la presencia de los padres en la recuperación de las y los menores. «Mientras más presentes estén las madres y padres, los tiempos de recuperación de las y los niños es mucho más rápida, lo que sin duda ayuda de sobremanera a nuestro sistema de salud».

La ley recientemente despachada por el Congreso dispone que todos los recintos deberán contemplar reglamentos internos para permitir el acompañamiento de los menores por sus padres o quien lo tenga a su cuidado, pero además, contempla el deber de los recintos de entregar un trato digno y respetuoso para que las personas puedan ejercer su derecho al acompañamiento.