Seremi de Gobierno: “NUESTRA PRIORIDAD DEBE SER PROTEGER EL EMPLEO SIN DESCUIDAR LA AGENDA SOCIAL”

A través de tres ejes fundamentales el Ejecutivo generó un plan de reactivación económica que supera los US$5.500 millones de dólares y que va en directo beneficio de las familias más vulnerables del país y de las Pymes, con el objetivo de generar 100.000 nuevos empleos.

La Seremi de Gobierno, Tatiana Fontecha, sostuvo que las Pequeñas, Medianas y Grandes Empresas (Pymes) han sido las más afectadas en el contexto de la crisis social, y es por eso que, “sin descuidar la agenda social nuestra prioridad social también debe ser proteger el empleo”.  Bajo ese contexto agregó que si bien la Región de Aysén no puede compararse con otras regiones, en cuanto a la cantidad de Pymes que han sido afectadas, “no podemos negar la existencia de un grupo de descolgados que empañan el legítimo movimiento social y han dañado más de alguna fuente laboral en nuestra amada Patagonia”.

Entre las medidas del ejecutivo, la Secretaria Regional sostuvo que se encuentra el desarrollo de un  eje de apoyo a las Pymes, que tiene como principal medida entregar facilidades para el pago del IVA que liberaría unos US$564 millones, beneficiando a más de 500 mil MiPymes; además de la devolución anticipada del impuesto a la renta que implica liberar US$536 millones, y un régimen especial para donaciones a Pymes.

Asimismo, la vocera destacó la labor del Mandatario y del Ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quienes “han estado atentos a la compleja realidad económica en la que se está desenvolviendo nuestro país y se han propuesto enfrentarla mediante la implementación de un paquete contracíclico de medidas con una Agenda de Protección del Empleo, Reactivación económica, Reconstrucción y apoyo a las Pymes”. Esto para la vocera demuestra la voluntad del Gobierno de dar solución a un conjunto de urgencias sociales.

La autoridad además informó que la agenda considera medidas por US$ 5.500 millones, que se distribuye en un mayor gasto público en 2020 por US$ 3.025 millones, medidas de apoyo a las Mipymes por US$ 1.950 millones y otras iniciativas por US$ 525 millones y son mayoritaria mente de carácter transitorio.

De esta forma, entre las medidas de Protección del Empleo y de los Ingresos Familiares destaca el envío de un proyecto de ley para aquellas empresas que acrediten que su negocio o actividad laboral ha sido afectada por la crisis, así, los trabajadores afiliados al Seguro de Cesantía, además, de buscar el fortalecimiento del seguro de cesantía.