Traspié para el Gobierno: Comisión de Educación del Senado aprobó Aula Segura, pero oposición cambió “idea matriz”

0
181

Los representantes de la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio cambiaron incluso el nombre de la iniciativa. Desde el Ejecutivo calificaron como “increíble” lo ocurrido.

VALPARAÍSO.- Luego de que el Gobierno determinara darle discusión inmediata al proyecto Aula Segura, la comisión de Educación del Senado lo sometió a votación en general y en particular esta noche.

Respecto a la idea de legislar, la presidenta de la instancia, senadora Yasna Provoste (DC) se abstuvo, lo mismo hizo su par del PPD, Jaime Quintana. Mientras que el senador Juan Ignacio Latorre (RD) lo rechazó. En tanto, los representantes de Chile Vamos, Ena von Baer y José García lo aprobaron.

Debido a este resultado, la votación debió repetirse y se obtuvo nuevamente lo mismo, por lo que según establece el reglamento, se dio por aprobado en general. Según dijeron quienes se abstuvieron, decidieron no dar una negativa con la idea de que a la hora de revisar las indicaciones, el proyecto pudiera ser modificado. Posteriormente y de acuerdo al plazo de discusión que estipuló el Ejecutivo de un máximo de seis días para que sea despachado por el Senado -comisión y Sala-,

la comisión sometió inmediatamente a votación en esta misma sesión las indicaciones, es decir en particular. Cambio de nombre En ese proceso la oposición impuso su mayoría (tres contra dos) y rechazó todas las indicaciones del Gobierno, aprobando las impulsadas por los parlamentarios de la ex Nueva Mayoría y Frente Amplio. De este manera cambiaron incluso el nombre de la iniciativa que

La Moneda había denominada como” Aula Segura” y ahora pasó a ser “proyecto de ley que fortalece las facultades de los directores de los establecimientos educaciones en materias de convivencia escolar”. “Nobleza obliga” En un comienzo la ministra de Educación, Marcela Cubillos, agradeció el resultado de la votación en general y aseguró que se entiende con la abstención de los dos senadores “que este proyecto es necesario, porque sino habrían votado en contra”.

“Nobleza obliga, hay que agradecer el trabajo de la comisión. Esta es una ley necesaria que se hace cargo de un problema puntual de violencia en escuelas de todo Chile. Hemos mostrado la disposición de sacar un proyecto con el mayor apoyo posible”, sostuvo.

Y agregó que “en segundo lugar agradecer también que con las abstenciones queda claro que hay consenso de una medida que para nosotros era fundamental: las víctimas lo que nos han planteado es terminar con lo que se produce hoy día, que ellas tienen que convivir con el estudiante que las ha agredido”.

Sin embargo, esta postura y el tono en que se expresó la secretaria de Estado cambió a medida que se pasaron las horas y se realizó el debate de la discusión en detalle, planteando que la oposición le “cambió el foco” al proyecto en su debate en particular.

El detalle El Gobierno con Aula Segura buscaba con este proyecto establecer el deber de los directores de someter a un breve proceso de expulsión a un estudiante por dos causales: agredir a un profesor o asistente de la educación y/o por portar armas o elementos incendiarios (como bombas molotov).

Mientras ese proceso ocurre, el alumno sorprendido cometiendo estos actos de violencia grave tendría que ser inmediatamente suspendido -como medida cautelar- con el derecho a un debido proceso para presentar su defensa. Pero eso cambió con lo presentado por la oposición y se cambió “deber” por “facultad” y en vez de actos de violencia, los términos utilizados fueron “hechos graves”. Así se dejó en manos del reglamento de cada colegio cuáles serán esos actos y las respectivas sanciones.

Al mismo tiempo se fundamentó que delitos como portar bombas molotov, son parte de la Ley de Armas ya vigente. “Ustedes votaron a favor al idea de legislar porque reconocieron que era necesario, pero uno no encuentra la palabra violencia en ninguna parte de su indicación.

Si querían demostrar que se hacían cago de los hechos de violencia, me parece increíble que después redacten una indicación que en ninguna parte señalan la palabra violencia”, dijo la titular del Mineduc. “(Con los cambios al proyecto) Lanzar una bomba molotov es lo mismo que hacer la cimarra” Marcela Cubillos

La senadora Provoste aseguró que su propuesta se refiere “a actos graves o gravísimos, y que son las comunidades las que deben definirlo. Además el director tendrá la facultad de de suspender al estudiante y luego establecer una sanción más gravosa”.

Por lo anterior, tanto los representantes del Ejecutivo como los parlamentarios oficialistas aseguraron que se alteró “la idea matriz” impulsado por La Moneda. La ministra Cubillos declaró que tras esto “lanzar una bomba molotov es lo mismo que hacer la cimarra, fumar o copiar la firma de un apoderado.

Porque ese tipo de actos son catalogados como graves en los reglamentos internos”. Aún falta que el proyecto sea revisado en particular en la Sala del Senado lo que podría ocurrir mañana debido a los plazos determinados. Ahí el Ejecutivo podría intentar revertir lo ocurrido hoy presentando nuevamente indicaciones, pero para eso necesita mayoría de votos. Luego deberá ser discutido en la Cámara de Diputados.

Fuente: Emol.com