Tribunal decreta presión preventiva para carabinero formalizado por homicidio frustrado de adolescente de 16 años

Entre los argumentos de la fiscalía hubo videos y llamadas que realizó Sebastián Zamora Soto alrededor de una eventual detención del joven, los que fueron tomados en cuenta por el juez.

En prisión preventiva quedó Sebastián Zamora Soto, carabinero que se abalanzó contra adolescente provocando su caída al río Mapocho, por su participación en el hecho tras ser formalizado por el delito de homicidio frustrado en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago.

La audiencia comenzó a las 11:00 horas, y fue encabezada por el magistrado Jaime Fuica, quien determinó que Zamora Soto constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

Durante la audiencia, la fiscal Ximena Chong entregó una serie de detalles que configuraron los hechos, dando cuenta que el origen fue “una táctica denominada arremetida” por parte de Carabineros, detallando cómo funcionaba y cuáles eran sus objetivos. Así, explicó que “mientras el manifestante iba corriendo al diagonal a la baranda del puente”, el policía “se abalanza, en diagonal, contra el adolescente, tomándolo con sus brazos e impulsándolo de tal forma que lo eleva sobre la baranda y lo hace caer de cabeza hacia el río Mapocho”, destacando que “no realiza ninguna acción orientada a evitar la caída”.

De esta manera, identificó en el imputado una conducta de carácter dolosa, que implicó una “acción homicida” y que no fue parte de una “acción salvadora de terceros”.

Anuncio

Tras hacer una revisión cronológica de lo ocurrido, se puntualizó que una enfermera de la Clínica Santa María aseguró que “no había personal de carabineros cuando ingresa ni en las dependencias donde estuvo el paciente” y, posteriormente, se pasó a exhibir evidencia audiovisual del momento, se hizo un repaso de las vestimentas y del contenido de la mochila de la víctima, junto con analizar fotógramas de los videos publicados que fueron parte de un análisis de la PDI.

La fiscal Chong cerró la exhibición de los antecedentes repasando las particularidades de la conducta dolosa del carabinero, a partir de una serie de llamados de la policía a la Fiscalía, dando cuenta de una “detención por desórdenes públicos”donde incluso el imputado hizo una llamada entregando antecedentes que no pudieron ser comprobados, buscando”encubrir como una supuesta detención las circunstancias que rodean el acto homicida”, según la persecutora.

Luego de un receso, cerca de las 15 horas, fue el turno de los querellantes, el INDH, la Defensoría de la Niñez y la familia de la víctima, que respaldaron lo expuesto por la fiscalía y, 40 minutos después, fue el turno de la abogada defensora Nubia Vivanco, quien no reconoce una acción homicida en el acto y que la víctima habría creado un riesgo con su presencia en el lugar.

Finalmente, a las 17:30 horas, el juez Jaime Fuica comenzó a entregar su resolución, evidenciando un uso desmedido de la fuerza contra el adolescente, junto con puntualizar como hechos gravosos la no prestación de auxilio y las llamadas a la fiscalía configurando un procedimiento de detención que no habría existido.

Por lo mismo, se decretó la prisión preventiva, que se llevará a cabo en el recinto Pudahuel Norte, mismo recinto donde otros carabineros se encuentran con la misma medida.

También se decretaron 120 días de investigación, en consideración a las indagatorias que deben realizarse y al estado de salud de la víctima.

Fuente: adnchile.cl