Última oferta: Piñera decidió llegar a puerto o naufragar con su reforma de pensiones

  • En cadena nacional, el Presidente ratificó que forzará, mediante urgencia legislativa, el pronunciamiento del Congreso a favor o en contra de su propuesta previsional. 
  • Planteó un aumento de la cobertura del Pilar Solidario hasta el 80% de la población, un incentivo a la cotización y una pensión básica en torno a la línea de la pobreza, entre otros puntos. 
  • No cedió en que el 3% extra (la mitad de la cotización adicional) vaya a cuentas individuales, un punto en que el desacuerdo con la oposición parece insalvable. 

    El Presidente Piñera dio a conocer este miércoles por la noche los cambios que introducirá a la reforma de pensiones que impulsa su Gobierno para destrabar su entrampada tramitación en el Congreso, luego de que fuera aprobado en general esta tarde por la Comisión de Trabajo del Senado después de más de un año sin avances.En cadena nacional, el Mandatario ratificó que forzará, mediante urgencia legislativa, el pronunciamiento del Parlamento a favor o en contra de su propuesta previsional.

     

    En ese marco, Piñera anunció que el Ejecutivo ingresará una indicación que, en primer lugar, incluye la ampliación de la cobertura del Pilar Solidario, «pasando del actual 60 por ciento a cubrir el 80 por ciento de la población del país», aseveró.

    «De esta forma, esta reforma se hace cargo de entregar protección social a 480.000 pensionadas y pensionados de clase media, que hoy no cuentan con apoyo del Estado y sólo dependen de su ahorro individual», afirmó

    En paralelo, la indicación buscará aumentar la actual Pensión Básica Solidaria «para que ningún pensionado tenga una pensión bajo la línea de la pobreza», señaló.

    Según el gobernante, «este aumento beneficia de forma directa a los más de 580.000 pensionados que reciben la Pensión Básica Solidaria. También mejora los Aportes Previsionales Solidarios, lo que beneficia a más de 1 millón de pensionados. Estos aumentos también beneficiarán a las 480.000 personas que se incorporan al Pilar Solidario debido a su aumento de cobertura».

    Asimismo, el Presidente anunció que la indicación anticipará el reajuste a los pensionados de entre 65 y 74 años beneficiarios del aumento al Pilar Solidario que aprobó el Congreso hace un año, y que inicialmente correspondía el 1 de enero del 2022.

     

     

    PILAR CONTRIBUTIVO: NO CEDE CON EL 3% DE COTIZACIÓN EXTRA A CUENTAS INDIVIDUALES 

    En su mensaje, el Presidente Piñera insistió con el aumento de la cotización del 6 por ciento con cargo al empleador que fue aprobado en la Cámara de Diputados, que se divide en un 3 por ciento a cuentas individuales y el otro 3 por ciento a un Programa de Ahorro Colectivo Solidario (PACS).

    Este punto ha sido hasta hora la principal piedra de tope de las conversaciones entre el Gobierno y la oposición, que busca que todo vaya íntegro a un fondo solidario.

    En la propuesta del Ejecutivo, ambas mitades del 6 por ciento de cotización adicional serán administradas por una entidad estatal, denominada Consejo de Administración de los Seguros Sociales (CASS).

     

     

    El aporte al PACS financiará un incremento inmediato en las pensiones de las mujeres de más de 65 años que hayan cotizado al menos ocho años de 2,7 UF, es decir, más de 79.135 pesos; y un aumento de 2 UF (58.618 pesos) para los hombres de esa misma edad, pero que hayan cotizado al menos 12 años.

    Este aumento de pensiones también se hará extensivo a los futuros pensionados mayores de 65 años.

    Según Piñera, la reforma busca garantizar a todos los nuevos pensionados, con 30 años de cotización y al menos 10 años de cotización en el PACS, una pensión igual o superior al actual salario mínimo: «Es decir 11,1 UF, equivalentes hoy a 325.330 pesos», indicó.

     

     

    Además, se creará un nuevo «Seguro y Subsidio de Dependencia Severa», que dará apoyo económico a los mayores de 65 años que requieren ayuda de un tercero para realizar sus actividades de la vida diaria y que financiará una pensión adicional, creciente con los años de cotización y con un mínimo de 3 UF mensual: 87.927 pesos.

    Aquellas personas que no tengan acceso este nuevo seguro podrán optar a un «Subsidio de Dependencia», que otorgará un aporte adicional de entre 60.000 y 80.000 mensuales a los pensionados dependientes severos que pertenezcan al 80 por ciento más vulnerable.

     

     

    CAMBIOS A LAS AFP

    Finalmente, Piñera aseguró que la indicación «incorpora mayor competencia, transparencia y nuevas regulaciones» para las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), a través de:

    1. La creación de Administradoras de Fondos de Pensiones sin fines de lucro u organizadas como cooperativas.
    2. La posibilidad que las administradoras puedan distribuir utilidades entre sus afiliados y ofrecer comisiones diferenciadas, según permanencia y tamaño del grupo que se incorpora.
    3. Una mayor participación de la Comisión de Usuarios del Sistema de Pensiones en la designación de directores en las sociedades donde se invierten los fondos previsionales y la creación de Comités de Afiliados en cada AFP.
    4. El fortalecimiento de los mecanismos de licitación de los flujos de nuevos entrantes al sistema de pensiones, para reducir las comisiones cobradas.
    5. El requisito que las administradoras que tengan rentabilidad negativa e inferior a la de un portafolio de referencia, devuelvan hasta un 20 por ciento las comisiones cobradas a sus usuarios.

    A esto se agrega la recién aprobada ley que permite anticipar el retiro de ahorros previsionales a los enfermos terminales.

    URGENCIA Y NECESIDAD DE LA REFORMA 

    Al cierre de su discurso, Piñera, sin mencionar directamente a la oposición, envió un mensaje a ese sector: «Sabemos que hemos tenido legítimas diferencias de opinión respecto a esta reforma. Pero estas diferencias nunca, pero nunca, nos pueden impedir alcanzar un acuerdo. Y pronto, que nos permita mejorar ahora y en forma significativa las pensiones de más de 2,1 millones de personas», urgió.

    «Todos sabemos que esta reforma es urgente y necesaria. La inmensa mayoría de los chilenos nos dicen que quieren que se respeten y protejan sus ahorros previsionales, pero también quieren mayor solidaridad. Esas demandas son recogidas por esta reforma», agregó.

    «Quiero pedirles encarecidamente que este valioso trabajo se transforme pronto en un acuerdo que permita al Senado aprobar esta reforma y asegurar a todos nuestros pensionados, que ya han esperado más de la cuenta, una vida con mayor dignidad y oportunidades», concluyó el Mandatario.

     

     

    Fuente: cooperativa.cl