Ya se promulgó proyecto de ley de Protección al Empleo

La iniciativa del Ejecutivo busca proteger empleos y asegurar ingresos a los trabajadores/as, en medio de la crisis que ha generado el Covid-19 en nuestro país y es parte de las medidas sociales y económicas anunciadas por el Gobierno.

El día de hoy, miércoles 1 de abril, se promulgó la ley de Protección al Empleo, la cual fue aprobada el último día de marzo por parte del Congreso Nacional. El proyecto de Protección al Empleo fue impulsado por el Gobierno y forma parte de un fuerte paquete de medidas sociales y económicas anunciadas por el Ejecutivo por cerca de US$ 12 mil millones. Su propósito es proteger los ingresos y fuentes de empleos a nivel nacional, de más de 4,7 millones de trabajadores/as que podrían ser afectados por la emergencia sanitaria provocada por el Coronavirus o Covid 19.

La Seremi de Trabajo y Previsión Social, Andrea Ponce, valoró la rapidez de la aprobación del proyecto de ley, «Hoy el Presidente Sebastián Piñera promulgó la Ley de Protección del Empleo, que fue aprobada ayer por el Congreso, gracias a un acuerdo colaborativo entre todos los sectores, ya que tenemos que reconocer la urgencia por la que estamos pasando a nivel mundial, debido a la pandemia del Covid 19 y que no teníamos herramientas legales para proteger a los trabajadores y trabajadoras. Nuestra región de Aysén no posee grandes empresas y ante el coronavirus, quienes tendrán mayores complicaciones serán las micro y pequeñas empresas y sus trabajadores/as. Lo que busca esta ley de Protección al Empleo es proteger las fuentes laborales de los trabajadores y sus ingresos, apoyándolos a través del seguro de Cesantía».

Sobre los despidos de trabajadores/as, la autoridad de Trabajo explicó, «Otro de los puntos importantes de precisar es que esta ley prohíbe los despidos por fuerza mayor a causa del coronavirus, porque esta situación es temporal. De esta manera, se mantiene vigente el vínculo laboral para cuando esta situación de excepcionalidad pase. Además, esta ley de Protección del Empleo es retroactiva. De esta forma, si una persona fue despedida hace unos días y no ha firmado aún su finiquito, puede acceder a la suspensión del contrato previo acuerdo con su empleador, manteniendo de esta forma su fuente laboral».

Con respecto al seguro de cesantía, Ponce aclaró, «¿Cuánto recibirá del seguro de cesantía? A través de él, el trabajador/a recibirá un porcentaje del sueldo, 70% el primer mes, 55% el segundo y 45% el tercero. No obstante, se estableció que, para proteger a los trabajadores de menores ingresos, es decir, a quienes reciben el salario mínimo, ellos recibirán un 70% de su remuneración durante los tres primeros meses. Junto con ello, el Estado va a inyectar 2.000 millones de dólares al fondo de cesantía solidario, para que -si algún trabajador es desvinculado en el futuro y ya hizo uso de su seguro de cesantía en esta oportunidad- pueda acceder de todas formas al seguro de cesantía».

Una de las preocupaciones que la comunidad ha manifestado es sobre los trabajadores/as independiente, comentando la Seremi de Trabajo, «Por último, quiero comentarles que esta ley beneficiará a trabajadores dependientes, es decir, con contrato y a trabajadoras de casa particular. Con respecto a los independientes, la Ministra del Trabajo y previsión Social, María José Zaldívar, se comprometió a presentar prontamente otro proyecto de ley, para apoyarlos en esta difícil situación por causa del brote de coronavirus».

Tal como mencionó Andrea Ponce, en el acuerdo con parlamentarios, el Ejecutivo se comprometió a analizar fórmulas para apoyar los ingresos de los trabajadores y trabajadoras independientes, a la creación de una comisión de seguimiento y evaluación de los impactos laborales y salariales de la crisis derivada de la pandemia Covid-19, y un nuevo dictamen de la Dirección del Trabajo para explicar los alcances de la nueva legislación.

 

Ejemplo de funcionamiento de la ley

  • Frente a la declaración de cuarentena total por parte de la autoridad sanitaria (no es la situación que existe actualmente en esta región), muchas pymes deberán cerrar momentáneamente. Automáticamente se suspende la relación contractual entre el empleador y el trabajador. En esta circunstancia el empleador deberá pagar solamente las cotizaciones previsionales y de salud, y el trabajador recibirá sus remuneraciones desde el Seguro de Cesantía. El trabajador recibirá el 70% de su remuneración el primer mes y luego irá bajando paulatinamente. Esta circunstancia no afecta a los trabajadores que hayan acordado realizar teletrabajo con sus empleadores.
  • La iniciativa contempla la suspensión de la relación laboral, cuando exista una declaración de la autoridad que implique la paralización de actividades, o cuando el empleador y trabajador lo acuerden. Además, la iniciativa establece la opción de pactar una reducción de jornada, a fin de que los trabajadores puedan acceder a prestaciones y complementos con cargo al seguro de cesantía.
  • En el caso de suspensión de la relación laboral, los trabajadores podrán acceder al seguro de cesantía en la forma en que se paga actualmente, permitiendo cubrir sus remuneraciones el primer mes en un 70%.  En el caso de se extienda la declaración de catástrofe por parte de la autoridad más de 30 días, los giros serán de 55% y 45% para los meses siguientes. El empleador, en tanto, pagará las cotizaciones previsionales y de salud.
  • Para acceder a esta opción, los trabajadores deberán contar con tres cotizaciones continuas en los últimos tres meses anteriores al acto o declaración de la autoridad. Asimismo, podrán acceder aquellos trabajadores que registren un mínimo de seis cotizaciones mensuales continuas o discontinuas durante los últimos doce meses, siempre que a lo menos registren las últimas dos cotizaciones con el mismo empleador en los dos meses inmediatamente anteriores al acto o declaración de autoridad.
  • En la opción de pacto de reducción de jornada, el empleador podrá acordar con sus trabajadores una jornada reducida y las remuneraciones proporcionales a esas horas.  Y en forma adicional, sus trabajadores accederán a un complemento de hasta el 25% de su remuneración, con cargo al seguro de cesantía. Este complemento tendrá un límite máximo mensual de $225.000 por cada trabajador y se financiará con cargo a la cuenta individual y, agotada esta, con cargo al Fondo de Cesantía Solidario.
  • Siguiendo un caso hipotético, de Fernanda, quien tiene una panadería y producto de la crisis ha bajado sus ventas y no tiene cómo pagar el 100% del sueldo a sus trabajadores. Ella para no cerrar su panadería, puede proponer los siguiente a sus trabajadores:

o   Suspender momentáneamente su relación contractual con sus trabajadores. Acá se repite la fórmula anterior. Fernanda solo pagará las cotizaciones previsionales y de salud, y sus trabajadores recibirán sus remuneraciones por medio del Seguro de Cesantía (70% el primer mes).

o   La otra alternativa, es que Fernanda acuerde con sus trabajadores reducir su jornada laboral en hasta un 50%. De esta manera sus trabajadores/as recibirán su remuneración proporcional, más un complemento de hasta un 25% de su remuneración, con cargo al Seguro de Cesantía.