40 horas, ampliación de la PGU, reforma de pensiones y Convenio 190: Ministra del Trabajo destaca logros y avances de la cartera a un año de Gobierno

La titular de la cartera, Jeannette Jara, valoró el proceso de diálogo con que se han llevado adelante estas iniciativas.

 

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, destacó los avances y logros alcanzados en materia laboral y previsional durante el primer año de la administración que encabeza el Presidente de la República, Gabriel Boric.

La secretaria de Estado indicó que «lo más importante es que hemos dado un tremendo y positivo impulso a la agenda laboral y previsional, sobre la base del diálogo social tripartito entre empleadores, trabajadores y Gobierno, que es el método con el cual creemos que hay que lograr amplios acuerdos y así conquistar avances necesarios para mejorar la calidad de vida de los pensionados, de los trabajadores sus familias».

Agregó que «en este primer año de gobierno, y bajo el liderazgo del Presidente Gabriel Boric, hemos logrado alcanzar relevantes consensos como, por ejemplo, el aumento en el salario mínimo, el mayor en 25 años; el proyecto que reduce la jornada laboral a 40 horas por semana y el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo, entre otros».

 

Reducción de jornada laboral a 40 horas

En agosto de 2022, el Gobierno reactivó el proyecto que reduce la jornada laboral a 40 horas por semana, que se encontraba durmiendo en el Senado. Hacia fines de enero, la iniciativa se aprobó de manera unánime en la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado, dando un paso significativo para continuar la tramitación en Sala durante este mes. Posteriormente, volverá a la Cámara de Diputados y Diputadas en tercer trámite constitucional.

«Es nuestra esperanza que el 1 de mayo los trabajadores puedan celebrar la aprobación de las 40 horas», dijo la ministra Jara.

Junto con la reducción de jornada, el proyecto de ley contiene medidas de corresponsabilidad, como la posibilidad, para madres y padres con hijos o hijas menores de 12, y para cuidadores, de establecer bandas horarias que permitan un ingreso y salida diferenciados al trabajo, y la posibilidad de compensar horas extraordinarias por hasta cinco días de feriado adicional. También contempla que la jornada laboral se pueda distribuir en base a un promedio semanal de 40 horas en un ciclo de hasta cuatro semanas, relevando a los sindicatos para llegar a acuerdos con los empleadores.

Previo a su reactivación en el Congreso, el 2 de junio de 2022, las ministras Jeannette Jara y Camila Vallejo lanzaron el «Sello 40 Horas», con el objetivo reconocer a las empresas que, sin esperar cambios legales, redujeron su jornada laboral a 40 horas semanales o menos. Hasta la primera semana de marzo, 475 empresas habían recibido esta certificación.

De forma paralela, se instaló la Mesa Técnica de las 40 horas, cuyo objetivo fue ser una instancia de diálogo social que recogiera opiniones y propuestas respecto a la reducción de la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, en la que participaron organizaciones sindicales de empleadores y de la sociedad civil, así como académicos, expertos, centros de estudios y organismos internacionales. En total, se realizaron un total de 26 sesiones a lo largo del país: 11 en la Región Metropolitana y 15 en regiones.

Convenio 190 de la OIT

El 8 de marzo del presente año, Día Internacional de la Mujer, el Congreso ratificó el Convenio 190 de la OIT sobre erradicación de la violencia y el acoso en los espacios de trabajo.

«Fue una gran noticia que el Congreso lo haya aprobado justo el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, pues son las mujeres las que más se ven afectadas por estas acciones», indicó la ministra Jara.

El Convenio 190 de la OIT, que ha sido ratificado por 25 países y que fue parte de los compromisos programáticos del gobierno del Presidente Gabriel Boric, es la primera norma internacional que aborda las complejidades en el mundo del trabajo mediante un instrumento específico, referido a las normas que regulan las relaciones laborales. El alcance del convenio alcanza a todos los ámbitos de la economía, público y privado, formal e informal, zonas urbanas y rurales. Ello, independiente de la situación contractual de las y los trabajadores.

 

Reforma de pensiones

El 7 de noviembre de 2022, el Presidente Gabriel Boric presentó al Congreso y al país la reforma previsional, que propone un modelo mixto en lo contributivo, institucional y de prestaciones. Crea un Seguro Social, financiado con una nueva cotización del 6% de la renta imponible de cargo del empleador, que entregará una serie de beneficios contributivos.

Las AFP dejarán de existir y la tarea de administración de fondos la realizarán un Inversor de Pensiones Público y Autónomo (IPPA), sin fines de lucro, e Inversores de Pensiones Privados (IPP). Por otro lado, una entidad pública, el Administrador de Pensiones Autónomo (APA), que no cobrará comisión, será la cara visible ante las personas, realizando labores de soporte como afiliación, recaudación, pago de beneficios y atención de usuarios.

El 25 de febrero la iniciativa fue aprobada en general por la Comisión de Trabajo de la Cámara.

«Como Gobierno seguiremos avanzando decididamente para lograr un acuerdo con la oposición para concretar la reforma de pensiones, que es urgente para el país y para los pensionados que no pueden seguir esperando», manifestó la ministra.

 

PGU y salario mínimo

Entre otros logros y avances de la cartera destacan el impulso a la ley corta de la Pensión Garantizada Universal (PGU), aprobada en enero por el Congreso. Esta iniciativa, que amplía en alrededor de 70 mil el número de beneficiarios de la PGU, entra en vigencia en abril próximo.

Destacan, asimismo, el reajuste de 12% para los funcionarios del sector público, logrado mediante acuerdo con gremios del sector, y el alza del ingreso mínimo mensual desde $350 mil a $410 mil, al que se llegó en negociación con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). Dicho acuerdo consideró otros beneficios como un subsidio para que las MiPymes enfrenten el alza del ingreso mínimo y una compensación por el aumento de precios de la canasta básica de alimentos.

Deja un comentario