Agroecología y Sustentabilidad Los Pilares de INDAP para fortalecer la producción silvoagropecuaria en los nuevos tiempos

Sabemos que la Agricultura Familiar Campesina atraviesa hoy una situación compleja que obliga a “seguir actuando con sentido de urgencia”, han sido algunas de las declaraciones del Director Nacional de INDAP, Santiago Rojas.- agregando que: “con asistencia técnica y financiamiento, vamos a impulsar la generación de capacidades, promover el emprendimiento y desarrollar sistemas productivos agropecuarios, agroecológicos y orgánicos”

Un discurso que se sostiene de la mano de los lineamientos estratégicos del gobierno, que marcan la agenda de Sustentabilidad  y que viene generar acciones con énfasis en: la Sostenibilidad y resiliencia, atención al Cambio climático y la crisis hídrica, transición a la agroecología, Seguridad y soberanía alimentaria y nutricional, Género, juventud y pueblos originarios, Asociatividad y cooperativismo,  Enfoque territorial y la participación de todos los actores, poniendo en valor los saberes ancestrales.

 

Y es que esta nueva mirada busca promover un desarrollo económico y social amigable con el medio ambiente, incorporando conceptos como: agroecología y agricultura orgánica, lo que se traduce en la práctica en un mejor manejo de los agroecosistemas, mejorando la condición del suelo, realizando control biológico de plagas, promoviendo la biodiversidad y el reciclaje e incorporación de los saberes locales.

 

Darío Juárez, contraparte regional del Departamento de Sustentabilidad e Inversiones de INDAP, indicó que: “esta nueva impronta significa un gran desafío ya que implica un cambio cultural, tanto para productores/as como para profesionales y técnicos del sector silvoagropecuario. Hay que empezar a transformar los sistemas productivos tradicionales dependientes de insumos externos como fertilizantes, agroquímicos y semillas hacia sistemas productivos que se adapten al cambio climático, resilientes, con menos dependencia de insumos externos y más respetuosos del medio ambiente. Tenemos que dejar un mejor futuro para nuestros hijos”.

 

Pero no solo se trata de concentrarse en la teoría de estos lineamientos, sino también en la posibilidad de replicar iniciativas sustentables ya existentes, y que actúen como efecto replicador en el desarrollo productivo local. Una iniciativa a destacar es la de Jorge Lepío, Joven Rural del sector de Pangal Bajo en la comuna de Puerto Aysén, al cual denominó “Huerto Awitem”.

 

En medio de hermosos arrayanes, una laguna, avifauna silvestre, y favorable clima húmedo de Aysén, ha podido construir su huerto regenerativo, biointensivo, que busca regenerar el ecosistema, junto con la producción agroalimentaria. Un modelo que al pasar del tiempo, ha logrado escalar y crecer con la ayuda de voluntarios, entusiasmados por este sistema, donde se ha generado retroalimentación. Así también, permitiéndole otorgar el espacio necesario a cada planta y generar asociatividad entre los cultivos, como dice él: “un espacio donde conviven, zanahorias, rúculas, papas, entre otros, y que comercializa a través de canastas familiares en la comuna de Aysén, a través de su venta por Instagram @huertoawitem.

 

“Lo que me motivó a iniciarme en este emprendimiento, fue cumplir mis sueños, un poco de “locura”, estar en paz con la naturaleza y también mantener la convicción de que la actividad que yo hago para subsistir tiene un impacto mínimo en la naturaleza, entendiendo la realidad en la que nos encontramos hoy en día como planeta. Muchas veces en la región de Aysén, nos cuesta dimensionar lo que pasa en el planeta porque tenemos muchos de los recursos al lado de nosotros, pero basta viajar un poco y darse cuenta que todo está escaseando”. Señala Jorge Lepío.

La visión de Jorge, se complementa con otras acciones que desarrolla en materia de reciclaje. Muestra de aquello es la reutilización de tubos de PVC, infraestructura que recoge de deshecho de las salmoneras, que él ha ocupado para poder construir invernaderos, llegando a generar un importante impacto en su economía, ahorrando y también dándole una vida útil a los deshechos que además de generar basura, contaminan.

 

INDAP Aysén, acogiendo la adaptación y mitigación al cambio climático, que ha venido manifestándose desde al menos diez años en la región, ha logrado implementar, diversos programas e iniciativas que van acorde a estas necesidades, muestra de aquello son: el Programa de Riego, que ha permitido la tecnificación de procesos productivos, lo que comprende, sistemas de riego por goteo, guateros para acumulación y cosecha de aguas lluvias, paneles solares para bombeo de agua, entre otros.

Por otra parte, el  programa “Fomento al Desarrollo Frutícola de la Agricultura Familiar Campesina (AFC)”, ejecutado por INDAP y financiado por el Gobierno Regional de Aysén, que en sus años de implementación logró capacitar a más de cien usuarios en nuevos cultivos, entregando asistencia técnica a través de días de campo, implementación de Mesotuneles y huertos frutales, promoviendo la diversificación productiva y el aumento de los ingresos familiares, y finalmente el Sistema de Incentivos para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios, que bonifica la implementación de prácticas agronómicas, cuyo objetivo es evitar la degradación física, química y biológica de los suelos, mejorando la productividad de los mismos.

 

Sin duda, en estos tiempos,  el cambio climático y el acceso a recursos son temas urgentes en la agenda de país del gobierno, por lo que  estamos llamados a generar transformaciones que permitan reducir el impacto silvoagropecuario, otorgar bienestar y a su vez, mantener una cadena agro alimentaria saludable  sostenible en el tiempo.

 

Deja un comentario