Archipiélago Las Guaitecas: Comunidades denuncian «campaña del terror» contra protección de espacio costero marino de pueblos originarios

Autoridad tradicional y dirigente de los recursos bentónicos en la Patagonia norte, hace un llamado a sectores de la pesca artesanal a no dejarse engañar y desmiente  que la ley que regula el Espacio Costero Marino de Pueblos Originarios (ECMPO) afecte sus actividades, por el contrario, asegura mayor seguridad y protección para todos los usuarios del borde costero.

 

Comunidades de Las Guaitecas denuncian campaña del terror contra ECMPO

El archipiélago de las Guaitecas, Región de Aysén, Patagonia norte, es el hogar ancestral de comunidades de pueblos originarios, territorio que ha sido escenario de una larga lucha por quienes buscan preservar la biodiversidad marina y resistir a los impactos contaminantes de la industria del salmón.

Desde hace años, las comunidades vienen gestionando para el territorio la declaración de Espacios Costero Marino de Pueblo Originarios (ECMPO), de conformidad a la ley 20.249, sin embargo, ha sido objeto de campañas desinformativas, lo que a juicio de dirigentes locales, ha sido impulsada por sectores vinculados a la industria salmonera, que buscarían generar cizaña y un clima de tensión entre pescadores y comunidades originarias.

Uno de los peticionarios de las comunidades, llama a sectores de la pesca artesanal a no dejarse engañar y desmiente que la ley 20.249 que regula la ECMPO, perjudique los derechos de pescadores, por el contrario, se asegura que se mantiene vigente todo permiso para mantener la actividad y más aún,  los recursos marinos quedarían más protegidos.

Por años, comunidades indígenas de Las Guaitecas, donde buena parte de sus integrantes son pescadores y buzos mariscadores, cosechan erizos, almejas, choritos, culengue, centollas, locos, lapas, jaibas y cholgas, esperan con anhelo que se regule el conducto regular de los espacios costeros marinos, que, de acuerdo a lo señalado por los peticionarios, sectores de alta riqueza de biodiversidad y uno de los más extensos a nivel nacional.

Daniel Caniullán Huentel, es lonko de la comunidad Pu Wapi, es buzo mariscador y miembro del Comité Bentónico de la región, quien comenta sobre el espacio que se tramita: «Hasta el momento son las más grandes y están puestas en áreas muy riquísima, como son la reserva Las Guaitecas, está cubierta por ECMPO que la Ley Sbap considera que la reserva, las áreas protegidas tienen que hacerse planes de manejo, eso  es lo que está pasando en ese territorio, pero además tenemos los ECMPO que ya están acreditados por Conadi, donde la Conadi ya determinó y dejó claro que es un territorio indígena ancestral lafkenche».

Agrega: «Además, ahí mismo los salmoneros quieren relocalizarse, entonces hay mucha campaña del terror, los salmonero están envenenando a los pescadores, a los políticos, a los alcaldes, a cualquiera, sobre todo a los que votan en la Comisión Regional de Uso del Borde Costero (CRUBC)… Y a los pescadores utilizándolo, como no conocen la ley, haciendo ruido en contra de nosotros para que se caiga en este espacio en la CRUBC». Quien indica también que la petición del espacio costero fue ingresada el 2016:  «Después que el gobierno de la época autorizara arrojar  9 mil toneladas de salmones podridos al mar, desde esa fecha ingresaron estas dos ECMPO grandes y estas son las que tienen protegido la Reserva Las Guaitecas».

Caniullán Huentel, insiste sobre la campaña de desinformación frete a esta petición: «Los salmoneros quieren que se caiga porque ellos quieren relocalizarse ahí, así que esa es la jugada que está haciendo la industria envenenando a gente para ponerla en contra nosotros y haciendo campaña del terror por todos lados, por los medios de prensa, por redes sociales, llamando por teléfono. Entonces, nosotros como comunidad lafkenche ya hemos hecho encuentros, autoconvocados, donde hemos invitado a pescadores artesanales de toda la región a conversar del tema, para entender, para echar abajo todas las  dudas que hay«.

Recordó que el año 2021, en un importante encuentro entre comunidades y pescadores artesanales, llegaron a la conclusión que lo mejor que tienen para poder protegerse de todas las amenazas centralista, son los ECMPO, «y acordamos que los ECMPO nos permite tener una gobernanza entre todos a través de los planes de administraciones que establece la misma ley», asegura Caniullán.

El dirigente y autoridad tradicional, reitera: «Pero los salmonero andan diciendo en los pescadores no, que si ustedes aceptan eso, usted no van a poder pescar que los van a corretear y no van a poder nunca va a entrar ahí y van a tener que pagar permiso y eso es una mentira, porque la misma ley establece causales de caducidad. Cualquiera que se oponga a la navegación o  impedir el acceso a los pescadores a cualquiera que quiera pasar o navegar o extraer los recursos teniendo los permisos de pesca, son causales de caducidad, eso está establecido por ley, la misma ley 20249».

Finalmente, Daniel Caniullán Huentel, comparte un mensaje en «generar tranquilidad a los pescadores artesanales y a todos los usuarios del borde costero, que todos los derechos que ya están adquiridos antes que ingresen los ECMPO, eso quedan dentro, incluidos en un plan de administración para garantizar tranquilidad a los propios pescadores que pescan congrio merluza, los que pescan centolla, jaiba y dichos caladeros de pesca van a quedar más protegidos de los que ya están y siempre dando prioridad a los usuarios que viven en el territorio para que sigan ejerciendo de la mejor manera su actividad laboral económica, que es la pesca artesanal».

Deja un comentario