Autoridades de Aysén valoran indicaciones que se hicieron a la reforma previsional con foco en las mujeres

La diferencia se distribuirá en dos puntos porcentuales a capitalización individual y un punto a fortalecer el empleo y formalidad laboral de las mujeres.

El Gobierno ingresó el jueves 4 de enero 2024 indicaciones al proyecto de ley de Reforma Previsional presentado al Congreso en noviembre de 2022 y que busca mejorar las pensiones de los actuales y futuros jubilados, siendo valorado por las autoridades regionales que realizaron un llamado a lograr acuerdos en materia de pensiones.

 

Las enmiendas recogen aportes realizados por distintos sectores políticos en los espacios de diálogo generados durante este año, como la mesa técnica y la mesa con partidos políticos, reflejando la voluntad de diálogo y de acuerdo del Gobierno.

 

En este sentido, la Seremi de Gobierno Tatiana Plá, hizo hincapié en la urgencia de llegar a consensos y dialogar en esta materia, «Este es el momento en que la política debe demostrar a la ciudadanía la capacidad de generar acuerdos en temas clave, como es el tema pensiones. Por lo tanto, es necesario pasar al momento de la concreción de los acuerdos para dar resultados a la gente en su vida cotidiana. Por tal motivo, como Gobierno, le hemos puesto suma urgencia al proyecto de reforma de pensiones y, además, hemos cedido y hecho cambios respecto de nuestra propuesta inicial, todo en pos de beneficiar a las y los chilenos», afirmó.

 

Las modificaciones plantean, entre otros aspectos, una distribución de la nueva cotización de 6% de cargo del empleador: tres puntos porcentuales se destinarán al Seguro Social que crea la reforma; otros dos puntos irán a las cuentas de capitalización de cada trabajador, robusteciendo el ahorro personal; y un punto a fortalecer el empleo y formalidad laboral de las mujeres.

 

El Seremi de Trabajo y Previsión Social, Rodrigo Díaz Cordaro, mencionó al respecto, «Hemos conversado con diversos grupos de personas sobre la Reforma de Pensiones y hemos evidenciado en terreno la necesidad que se busquen fórmulas para que la Reforma de Pensiones mejore las pensiones de los actuales y de los futuros pensionados, con un foco especial en las mujeres, ya que sus pensiones son 1/3 de lo que representan las pensiones de los hombres y hay una brecha previsional de alrededor del 68-70%. En un ejemplo práctico, si una mujer tiene $30 pesos de pensión, un hombre tiene $100, por diversos factores, donde también es necesario hacer un ajuste en las tablas de expectativas. Las indicaciones presentadas incorporan el trabajo de las mesas técnicas, donde la oposición presentó sus ideas y miradas».

 

En este sentido, el Seremi Rodrigo Díaz Cordaro explicó la fórmula que se presentó: «El destino del 6% de nueva cotización, que será de cargo del empleador, se distribuiría en la fórmula «1,2,3». Es decir, 1 punto porcentual se destinará a fortalecer el empleo y la formalidad laboral de las mujeres, lo que a su vez derivará en mejores pensiones. Con esta fracción de la cotización adicional se financiará el derecho a sala cuna para madres y padres trabajadores en igualdad de condiciones, de modo que no suponga un castigo salarial a las mujeres o un desincentivo a su contratación. Asimismo, entregará una compensación por expectativas de vida, con el objetivo de no castigar la mayor sobrevida de las mujeres. Por otro lado, 2 puntos porcentuales irán a la cuenta individual de cada trabajador o trabajadora».

 

Díaz Cordaro además aclaró sobre el Seguro Social, «Por último, 3 puntos porcentuales se destinarán al Seguro Social que crea la reforma y que otorgará los siguientes beneficios para mejorar las pensiones de los actuales pensionados: un complemento por cuidados de terceros, que se adiciona al fondo del trabajador y una garantía de 0,1 UF por cada año cotizado con un tope de hasta 30 años, que se sumará a la pensión autofinanciada y la Pensión Garantizada Universal (PGU) si corresponde. En todo esto, además habrá una reorganización de la industria previsional», puntualizó.

 

 

PGU, reorganización de la industria y pasos legislativos

La reforma plantea aumentar la cobertura de la Pensión Garantizada Universal y también su monto, a $250.000.

 

Además, mantiene la separación de funciones de la industria previsional. Las AFP dejarán de existir. Habrá, en cambio, Inversores Privados de Pensiones (IPP), los que ya no tendrán a su cargo las tareas de soporte y sólo invertirán los ahorros de los trabajadores. Esto permitirá la entrada de nuevos competidores privados, incluyendo a las cooperativas, aumentando la posibilidad de elección de las personas y reduciendo los costos para los usuarios por la mayor competencia.

 

Igualmente, contempla la creación del Inversor Público de Pensiones (IPE), que tomará la forma de una sociedad anónima y que competirá en igualdad de condiciones con los privados (IPP) por la administración de fondos.

 

Por el lado de las actividades de soporte, éstas serán un modelo similar al existente en el Seguro de Cesantía. Los Ministerios del Trabajo y Previsión Social y de Hacienda realizarán una licitación a privados para la creación de una empresa denominada Administrador Previsional S.A., cuyo objeto exclusivo será realizar dichas tareas de soporte. Éste se encargará de la recaudación y cobranza de cotizaciones, administración de cuentas, pagos, cálculo de beneficios, consultas y atención de público. La prestación de los servicios y el control de la calidad de atención contará con la fiscalización de la Superintendencia de Pensiones.

 

El proyecto de ley, que fue aprobado en general en enero de 2023 en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados, iniciará ahora su discusión en particular en dicha instancia, liderada por la Ministra Jeannette Jara.

Deja un comentario