Carabineros homenajeó al Teniente Hernán Merino Correa, héroe de la soberanía nacional

El Jefe de Zona Aysén junto a diversas autoridades, se trasladó a la comuna de Villa O’Higgins, donde fue inaugurada una escultura a través de la cual se busca homenajear y honrar la memoria de este insigne Oficial, quien junto a un grupo de carabineros protegían a chilenos que pedían auxilio, perdiendo la vida en esta loable acción.


Con el izamiento de la bandera en todas las unidades, retenes y destacamentos de la región, Carabineros honró la memoria del Teniente Hernán Merino Correa, héroe chileno del Siglo XX, quien hace 58 años -un 6 de noviembre de 1965- en cumplimiento a su juramento de servicio, rindió la vida en defensa de la soberanía y protegiendo a nuestros compatriotas en el sector Laguna del Desierto.

El Jefe de Zona Aysén, General Patricio Santos Poblete presidió el acto central en la comuna de Villa O’Higgins, hasta donde llegaron diversas autoridades entre ellos el Delegado Presidencial Regional de Aysén, Rodrigo Araya Morales; la Delegada Presidencial de la Provincia de Capitán Prat, Marta Montiel Alarcón; el Seremi de Justicia, Samuel Navarro Castro; Seremi de Bienes Nacionales, Irina Morend Valdebenito; Seremi Minvu de Aysén, Paulina Ruz Delfín; Alcalde de Villa O’Higgins, José Fica Gómez; el Jefe de la IV División de Ejército, General de Brigada Mario Sepúlveda Fuentes; Armada de Chile; el Prefecto de Carabineros Aysén, Coronel Fuad Chaban Vilches y el Subprefecto Rural Fronterizo, Teniente Coronel Jean Paul Aravena, junto a una delegación de carabineros, que participó en una ceremonia de desfile junto a la comunidad e invitados especiales.

Durante la jornada, fue inaugurado el monumento al Teniente Hernán Merino Correa, quien nació en Antofagasta y luego se trasladó a la región de Aysén, donde cumplió una loable labor, haciendo patria, resguardando nuestra soberanía, contribuyendo al desarrollo e integración del territorio y brindando protección a quienes juró defender.

En dicha ocasión se otorgó una condecoración al estandarte de la Prefectura de Carabineros Aysén N.º 27 del General Luis Marchant González a través de la medalla de la Ilustre Municipalidad de Villa O’Higgins, acto que estuvo a cargo del Alcalde José Fica Gómez en reconocimiento al trabajo, compromiso y resguardo que mantiene la Institución con el territorio y con todos quienes hacen patria en el extremo sur de la región de Aysén.


Valentía y nobleza de un héroe

El General Santos destacó la valentía y nobleza de un grupo de chilenos carabineros encabezados por el Mayor Torres y -entre ellos el Teniente Merino- tras ser alertados por dos niños Domingo y Román Díaz Sepúlveda que su familia había dejado en custodia a carabineros, mientras su madre había concurrido a Río Gallegos a demostrar sus títulos de dominio de tierras. Fue en ese instante en que a las 18:30 hrs mientras los carabineros desarmaban las instalaciones del puesto de vigilancia, los menores alertaron sobre la presencia de Gendarmes Argentinos armados entre el bosque.

Mientras el Mayor Torres manos en alto buscaba infructuosamente el diálogo, el Teniente Hernán Merino Correa alcanzó la pronunciar «yo lo cuido mi Mayor», segundos antes de que una bala atravesara su pecho cayendo mortalmente herido en este rincón de nuestro país, donde se escribió un pequeño soplo de nuestra historia magna.

El Carabinero Villagrán –rememoró el General Santos- logró proteger y trasladar a los hermanos Díaz Sepúlveda hasta un sector seguro, mientras que paralelamente, el Carabinero Soto logró llegar al día siguiente al Retén O’Higgins para comunicar lo ocurrido e iniciar los procesos que permitieron repatriar el cuerpo del Teniente Merino y a los Carabineros detenidos.

Valores y sentido del deber

«El amor al prójimo, se encuentra presente en cada acción de estos valientes hombres que integraban esta patrulla, así como en cada acción del Teniente Merino y no solo el amor por el prójimo sino que su claro sentido del deber y valores como la familia, se atesoran incluso en otros hechos heroicos en los que participó directamente, me refiero al rescate desde las frías aguas del río Mininco de una mujer embarazada, cuyo vehículo cayera a su caudal el año 1960, también a su ayuda en el rescate del único sobreviviente de un accidente aéreo en junio del año 1963, tras la caída de una aeronave que viajaba desde Coyhaique a Puerto Montt el que se precipitó a tierra en las cercanías de Puerto Aysén», expresó el Oficial General.

Hernán Merino promovió la construcción de caminos, colaboró en mejorar la atención de salud y previamente brindó ayuda a familias afectadas tras el terremoto de 1960. Fue un héroe de carne y hueso que encarnó los valores más excelsos, no solo de la Institución a la que perteneció con tanto brillo, sino también de lo mejor de la propia humanidad, más allá de su temprana vocación y afecto por la Institución que lo cobijó y de los innumerables ejemplos de valor y calidad humana que ofreció durante su corta vida.

«El Teniente Hernán Merino Correa, quien fue elevado póstumamente a General, dio testimonio con cada una de sus acciones de los mejores atributos que se pueden predicar de un hombre», añadió el Jefe de Zona Aysén.

Después de 58 años, a través de la escultura inaugurada, se reconoce a través de esta, la imagen del Teniente Hernán Merino Correa, quien este vivirá por siempre en este lugar, con la protección de su comunidad, de Carabineros de Chile, y del marco de legalidad que le fuera conferido el 10 de octubre recién pasado, cuando su estatua fue declarada por el Consejo de Monumentos Nacionales, como Monumento Nacional, en categoría de Monumento Público.

Deja un comentario