Carabineros llama a prevenir accidentes graves en año nuevo: «No más fuegos artificiales»

Sección Criminalística instó a la comunidad a no comprar, vender o usar estos elementos prohibidos por ley desde el año 2000 en nuestro país, junto con denunciar de manera oportuna estos hechos.

Prevenir quemaduras, mutilaciones y hechos lamentables por fuegos artificiales durante año nuevo, es el objetivo de Carabineros de Chile a través de la Sección Criminalística (Labocar), quienes instaron a la comunidad a no comprar, vender o usar estos elementos que se encuentran prohibidos por ley desde el año 2000 en nuestro país.

   Se trata de pirotecnia que una vez encendidos se torna ingobernable, constituyendo un peligro para quien los manipula como para quien los observa.

   Al respecto el Oficial de esta especialidad, Teniente Claudio Vásquez, recordó que la ley N° 19.680 promulgada el año 2000, prohíbe la venta de pirotecnia al público, sancionando a quienes posean o tengan fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros artefactos de similar naturaleza, sus partes, dispositivos y piezas sin la autorización de la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), con la pena de presidio menor en su grado mínimo (61 días a 540 días) o multa de 5 a 20 unidades tributarias mensuales (UTM).

   Frente a lo anterior, Carabineros reiteró el llamado a la comunidad a no exponerse a penas privativas de libertad y económicas.

   No ponga en riesgo su integridad física y la de sus hijos.

   Asimismo, el Oficial añadió que la manipulación de pirotecnia doméstica es la principal causa de quemaduras en niños en las fiestas de fin de año, provocando lesiones importantes en manos, cara y ojos, incluyendo mutilaciones y ceguera permanente.

   La manipulación ilegal de pirotecnia puede provocar incendios en viviendas y bosques, especialmente en el uso de bengalas o similares.

   Se trata igualmente de elementos cuya detonación se traduce en temor para personas con espectro autista, mascotas junto con causar la migración de aves.

   Carabineros reiteró el llamado a la comunidad a denunciar la venta, almacenamiento, distribución, porte y uso de este tipo de elementos a través del fono emergencias 133 o bien al Plan Cuadrante de seguridad preventiva.

Deja un comentario