Carabineros saca de circulación cerca de 200 amas en la región de Aysén durante el año 2022

  • Del total de piezas, 91 han sido enviadas a Santiago para su destrucción, mientras el resto seguirá la misma destinación una vez finalizado el proceso de análisis criminalístico.
  • Las armas constituyen un foco de riesgo, siendo necesario terminar con el ciclo de estas, dado el peligro que conlleva su mala manipulación o la posibilidad que estas caigan en manos equivocadas.


    Cerca de 200 armas de fuego logró sacar de circulación durante este año Carabineros de Chile en la región de Aysén, de las cuales 91 –entre armas cortas, largas y municiones correspondientes tanto a entrega voluntaria como recuperadas en procedimientos policiales- fueron recientemente enviadas al Depósito Central de Armas de Santiago para su destrucción.

       Lo anterior fue detallado por el Jefe de Zona de Carabineros Aysén, General Patricio Javier Santos Poblete junto al Delegado Presidencial Regional Aysén, Rodrigo Araya Morales, el Jefe de la Región Policial Aysén (PDI), Prefecto Luis Torralba Ramírez y el Coordinador Regional de Seguridad Pública, Cristóbal Barceló Veas.

       Dicha entrega responde al trabajo desarrollado por Carabineros a lo largo del territorio regional como por parte de la comunidad, quienes han concurrido hasta alguna de las unidades o han solicitado la concurrencia del personal hasta sus domicilios para hacer entrega de este tipo de piezas que se encuentran en desuso, sin documentación o defectuosas.

       «Las armas son focos de riesgo y nosotros estamos para garantizar la seguridad pública y de esta forma mantener las condiciones de equilibrio social, de paz social y de tranquilidad que todos los chilenos se merecen para poder generar las condiciones de desarrollo humano», expresó el Jefe de Zona Aysén.

       «Del total de armas, 91 de estas se van al Depósito Central de Armas para destrucción. Gracias al trabajo de nuestra Autoridad Fiscalizadora, de los Carabineros, de la comunidad, hoy salen de circulación estas armas de la Región de Aysén», añadió.

       El Oficial General precisó que se trata de 50 armas largas y 40 armas cortas y destacó el trabajo realizado con la finalidad de terminar con el ciclo de las armas dado el riesgo que conlleva su mala manipulación o la posibilidad que estas caigan en manos equivocadas.

       «Las armas son siempre un riesgo, pueden caer en manos de personas que cometen delitos y es nuestro trabajo fomentar la entrega voluntaria y de esta forma llevar más seguridad a toda la comunidad (…) menos armas circulantes y también en presencia de los domicilios, es más seguridad para las personas», expresó el General Santos.

     

     

     Menos armas, menos delitos, más seguridad

       Las armas restantes que permanecen en la región se encuentran en proceso de análisis criminalístico, las cuales –una vez agotados dichos procedimientos- serán igualmente trasladadas a Santiago para su destrucción.

       «En definitiva tener menos armas en la sociedad, disminuye la probabilidad de tener delitos violentos. Carabineros de Chile recibe en forma anónima y expedita las armas en sus cuarteles, enviándolas a destrucción al Depósito Central de Armas», expresó el General Santos.

     

    Compromiso con la seguridad

       Por su parte el Delegado Presidencial Regional Aysén, Rodrigo Araya Morales indicó que el interés del supremo gobierno es sacar las armas de circulación, evitando que estas caigan en manos de delincuentes.

       «El Ministerio del Interior está trabajando en disminuir la disponibilidad de armas en nuestro país, porque es la manera más eficaz de reducir la cantidad de delitos violentos que ocurren en todo nuestro territorio. Todas las armas que eventualmente son robadas, son manejadas en forma ilegal, en un porcentaje importante surgen de armas que están inscritas o que la gente tiene en su poder, por eso es tan importante la entrega voluntaria», enfatizó.

    Valoran modificación legal

       Para el Jefe de la Región Policial Aysén (PDI), Prefecto Luis Torralba Ramírez, enfrentar de manera eficaz el control de las armas, requiere de un trabajo colaborativo sumado próximamente a la incorporación de la policía civil al proceso de fiscalización.

       «Lo importante para la Policía de Investigaciones de Chile es trabajar en conjunto con Carabineros. A partir del próximo año, la PDI va a poder fiscalizar las armas, vamos a tener una comunicación más directa con la Dirección General de Movilización Nacional y nuestra oficina de análisis criminal va a tener a la mano aquella información para poder hacer el análisis respectivo y trabajar en las investigaciones que nos encomiende el Ministerio Público. Es un paso tremendo que ha dado esta modificación legal que ha impulsado el supremo gobierno y a nosotros nos da herramientas investigativas para ir en la persecución penal y evitar la violencia por el uso de las armas a nivel nacional», detalló el Jefe de la PDI Aysén.

     

    Menos armas, menor riesgo

       Para el Coordinador Regional de Seguridad Pública, Cristóbal Barceló Veas es fundamental confiar en el trabajo que realizan las policías y valoración hacia Carabineros de Chile. «Especialmente en confiar en ellos como protección, no necesariamente tener armas en las casas porque eso va a generar mayores situaciones de riesgo, sabemos que armas circulando en las calles o en las casas sin el cuidado respectivo y puede ser un riesgo mayor para la comunidad», expresó.

       Barceló resaltó el trabajo desarrollado por la policía uniformada, así como el buen funcionamiento del plan «entrega tu arma», donde la gran mayoría de estos elementos que han sido sacados de circulación corresponden a entrega voluntaria.

Deja un comentario