Con Subsidio de Asignación Directa entregado por el Minvu esforzada vecina de Mañihuales cumplió el sueño de la casa propia

“Me siento muy contenta y orgullosa, porque este era un antiguo sueño que hoy por fin se hace realidad”, señaló con emoción la esforzada vecina de Villa Mañihuales, Ana Ojeda Muñoz, al recibir la semana pasada las llaves de su soñada casa propia, solución que esperaba desde hace más de 15 años sin resultados concretos.

Para compartir el feliz momento junto a la familia, la Seremi de Vivienda y Urbanismo, Paulina Ruz Delfín, se trasladó hasta dicha localidad de la comuna de Aysén, donde junto a representantes del municipio, familiares y vecinos, recorrió el nuevo inmueble de casi 70 metros cuadrados, el que cuenta con acceso universal y con una sala aparte que servirá para implementar el taller de trabajo de la beneficiaria.

Después de tantos años de espera el proyecto se logró concretar gracias a un subsidio del Programa de Habitabilidad Rural que fue asignado en forma directa por la Seremi de Vivienda, modalidad que se puede aplicar en casos muy especiales, como el de la Señora Ana, que por sus condiciones de salud tiene dificultades de desplazamiento y donde además vivía con su familia en muy malas condiciones, en una antigua vivienda que había sido declarada inhabitable.

“Para mí es un sueño y una realidad hoy día, es un regalo de Dios. Todavía no lo puedo creer, ya que he tenido que esperar tantos años, desde el 2005, esperando mi casa, siempre con el apoyo de mi familia, de mis hijos. Me decían que espere, aunque siempre salía rechazada por una cosa u otra, pero hoy el sueño se vuelve realidad y me siento muy contenta y orgullosa, por tener mi casita y nada más que agradecida de Dios”, señaló la propietaria, mientras mostraba con orgullo las dependencias de su nueva vivienda.

“Me hicieron mi local aparte para mis tejidos y ya no voy a andar con mis cosas por fuera, mis lanas, así que hoy me siento muy contenta y orgullosa porque es una casa amplia, todos me felicitan porque es grande y agradecida también de mis padres porque ellos siempre fueron el pilar para mí, para apoyarme y decirme que tenga paciencia”, agregó.

De igual forma la Seremi de Vivienda, Paulina Ruz, felicitó a la señora Ana por su esfuerzo y perseverancia y agradeció la oportunidad de poder compartir el emotivo momento. “Conozco a la señora Ana desde hace bastante tiempo. La verdad es que la casa quedó hermosa y de eso se trata también la misión que tenemos desde el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, de cómo mejoramos la calidad de vida de las vecinas y vecinos. La señora Ana vive con su nuera y con su nieta, tenía una casa que estaba en muy mal estado, inhabitable y ella desde el 2005 esperaba una solución habitacional la cual se gestionó rápido y aunque la tramitación previa fue muy lenta, hoy logramos darle una mejor calidad de vida a ella y su familia”, precisó.

La autoridad sectorial dijo sentirse emocionada al ver cómo el trabajo conjunto permite que las personas tengan un mejor vivir y aseguren su derecho a la vivienda digna. “Agradecer al Municipio de Aysén, con quien hemos avanzado en todos estos procesos en materia habitacional y de espacios públicos, y esperamos para este 2023 seguir trabajando a través de los distintos programas, subsidios y asignaciones directas, para entregar nuevas soluciones a las familias de la región de Aysén”, acotó la Seremi.

Finalmente, el representante del municipio de Aysén, Marco Coñuecar, expresó también su satisfacción de ver que en base a una excelente coordinación y apoyo se cumple un compromiso que había contraído personalmente el Alcalde Julio Uribe con la beneficiaria. “Estamos muy contentos, este fue un desafío que se presentó mucho antes que llegáramos al municipio, al igual que la Seremi, por lo tanto, esa es una muestra de que cuando uno se compromete cumple, y quiero agradecer a la Seremi Paulina Ruz porque ese compromiso fue desde el día uno. Hemos logrado un trabajo mancomunado que ha dado muy buenos resultados y de esa forma podemos construir un mejor Aysén, y en el caso la Seremi una mejor región. Creo que hoy el Minvu ha dado una tremenda señal del trabajo que está realizando y los municipios estamos muy contentos”, comentó.

La vivienda que se entregó fue ejecutada por la empresa de Roberto Alvarado bajo la inspección técnica del Serviu regional, con un monto que supera los 44 millones de pesos, en el marco del Programa de Habitabilidad del Minvu. Son casi 70 metros cuadrados, incluyendo baño para discapacitados, dos piezas, piso frotante, cerámico en cocina y baño y accesos universales que sin duda permitirán a esta familia empezar una mejor vida y mirar con mucho más optimismo hacia el futuro.

Deja un comentario