CORES a favor de buses eléctricos respaldan proyecto y acusan motivos políticos de quienes rechazaron

Revuelo ha causado el rechazo en el Pleno del Consejo Regional de Aysén al proyecto de buses eléctricos para la ciudad de Coyhaique que, pese al apoyo ciudadano y a la importancia que reviste el contar con un sistema de transporte público para la capital, no alcanzó los votos necesarios para asegurar el financiamiento del Gobierno Regional.

Los rechazos a la iniciativa estuvieron dados por las Consejeras Lilian Inostroza (UDI), María Loreta Villegas (Evópoli) y Paola Rodríguez (RN), los Consejeros Víctor Escobar (UDI), Omar Muñoz (UDI), Raúl Rudolphi (RN), Marco Gillibrand (Evópoli) y Jorge Abello (DC), mientras que el Consejero Felipe Klein (DC) optó por abstenerse.

Ante las declaraciones en la prensa de Consejeros que rechazaron el proyecto, y que salieron a cuestionar a la Gobernadora Andrea Macías Palma, asegurando que era su responsabilidad que la iniciativa no obtuviera el visto bueno del CORE, las y los Consejeros que aprobaron respaldaron la labor de la máxima autoridad regional y del Ministerio de Transportes. Afirman que los argumentos de sus pares para oponerse a los buses eléctricos no tienen un sustento técnico, y apuntan a que existen motivos políticos que habrían influido en su decisión.

«Creo que responsabilizar a la Gobernadora es no hacerse cargo de una votación que es política, donde, como ellos han mencionado en medios de comunicación, viene a impactar directamente en la ejecución presupuestaria. Es decir, ¿ellos cuestionan el proyecto o están cuestionando el hecho de que se vaya a ejecutar el presupuesto de una buena forma? (…) era un proyecto que contemplaba muchos aspectos positivos y hoy este rechazo tiene un marcado sesgo político, sobre todo a un año de elecciones, donde solamente miraron la calculadora electoral, más allá del beneficio que traía a los ayseninos y ayseninas», criticó la Consejera Paula Acuña (CS).

El mismo día de la votación, el Consejero Rocco Martiniello (DC) fue enfático en señalar que «estos 37 buses eléctricos, que generan más de 100 empleos, solamente con los conductores, que generan movimiento a las poblaciones, a los escolares, a los adultos mayores, hoy día los vemos nulos, porque hay un sector que dice ‘no, es que las calles están malas, que hay que cambiar los paraderos’. ¡Pero si eso se puede hacer! Hay 14 FRIL que están en poder del alcalde, hay que tener confianza con nuestras autoridades».

Por su parte, la Consejera Paulina Hernández (DC) recalcó que «aprobar el financiamiento de los buses eléctricos no solamente significaba un aporte para la ciudad de Coyhaique, sino también desde una mirada regional e integradora (…) hay justificaciones para rechazar que, si bien daban para la discusión, todas fueron respondidas en el transcurso de la presentación o a posterior, lo que también deja claro la puesta de trabajo que se viene realizando no hace un año ni hace un mes, como se quiere dejar ver, sino que desde hace bastantes años atrás».

Finalmente, la Consejera Marisol Martínez (PS) también entregó su respaldo al trabajo realizado por la Gobernadora y el sector, pidiendo a sus colegas de oposición que dejen de lado los intereses de sus tiendas políticas al momento de votar proyectos tan importantes para la región. «Desde todas las miradas, no hay dónde perderse, aquí hay que sólo apoyar. Si pensamos en la gente que más necesita, debemos estar a su lado, por eso yo voté a favor, y hago un llamado a quienes se abstuvieron y rechazaron que piensen en aquellas personas que no tienen a su alcance la posibilidad de transportarse ellos y sus familias de manera digna», dijo la representante de la Provincia de Coyhaique.

Deja un comentario