Junaeb entrega procesador de implante coclear a estudiante de Valle Simpson

Este logro marca un hito significativo en el acceso a la atención médica especializada para personas con hipoacusia en la región.


Agustín Aguilar, estudiante de quinto básico de la Escuela Rural Valle Simpson, recibió un procesador de implante coclear que le permitirá continuar correctamente con el tratamiento para hipoacusia (pérdida de audición), que le fue diagnosticada a los cinco años y cuyo costo, que bordea los $13.000.000, fue gestionado y financiado por Junaeb Aysén.

Agustín, usuario de Junaeb desde 2015, es parte del programa de Servicios Médicos del área de otorrinolaringología de Junaeb Aysén, que entrega atención esencial a aproximadamente 50 pacientes hipoacúsicos, de los cuales tres dependen de implantes cocleares.

Katherine de la Guarda, madre de Agustín, valora el aporte. “Es super importante porque el procesador de Agustín se descontinuó y es muy caro. Esta reposición que nos entrega Junaeb es lo mejor que nos podía pasar, estoy muy agradecida porque se gestionó todo muy rápido y mi hijo va a entrar en marzo al colegio con un aparato nuevo, con mayor tecnología que le va a permitir escuchar de mejor manera”, indicó.

Manuel Vivar, director regional de Junaeb, releva el compromiso de la institución pro de la inclusión y el bienestar de nuestra comunidad estudiantil. “Muy contentos por lo que significa para el desarrollo integral de Agustín, y porque esto es un reflejo del desafío de nuestra misión institucional, garantizar que todas y todos nuestros beneficiarios reciban los apoyos necesarios para continuar con sus trayectorias educativas”, destacó.

Dania Palma, encargada la oficina de Salud de Junaeb Aysén, detalla la importancia de este beneficio. “Es muy importante ya que en nuestro país esta prestación no tiene cobertura y es a través de la gestión de Junaeb que se logran estos recursos adicionales para dar continuidad al tratamiento de Agustín, permitiendo que su implante funcione correctamente”, comentó.

Luego de esta entrega, Agustín viajará a Santiago, donde se realizará el proceso de ajuste y calibración del procesador, para luego continuar con sus controles en Coyhaique a través de Junaeb y, en paralelo, en el Hospital de Coyhaique.

Deja un comentario