Minvu, Municipio y vecinos dieron el vamos a la ejecución del Programa “Quiero Mi Barrio” en Cochrane

Con grandes expectativas y un renovado interés por participar, vecinos y autoridades celebraron la semana pasada el inicio oficial de la ejecución del Programa de Recuperación de Barrios “Quiero Mi Barrio” en la ciudad de Cochrane.

El encuentro se desarrolló en la plaza las Rosas, donde se presentó al equipo de profesionales que estará encargado de impulsar este exitoso programa del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el cual se desarrolla en conjunto con el Municipio y la comunidad, siendo esta la primera vez que se aplica fuera de las comunas de Aysén y Coyhaique.

Tal como indicó la Seremi de Vivienda, Paulina Ruz, se trata de una positiva noticia para la comuna, ya que muy pronto los profesionales empezarán a trabajar en el diagnóstico con las vecinas y vecinos. “En esta etapa son más de 90 millones de pesos involucrados, pero más allá de eso es el beneficio que trae para más de 400 familias, donde generamos empleo y fortalecemos el componente de participación ciudadana. Escuchamos a los vecinos y vamos haciendo proyectos con ellos para mejorar y recuperar los espacios públicos y para volver a encontrarnos. Ceremonias como estas nos llenan de energía porque reafirma que estamos haciendo bien las cosas al descentralizar los beneficios, ya que no todo se puede concentrar en las ciudades más grandes de la región, sino que tenemos que ir más allá, a localidades rurales y territorios más apartados, como ocurre con el Quiero Mi Barrio”, precisó.

La puesta en marcha del programa en la comuna fue destacada también por el Alcalde Jorge Calderón, señalando que se trata de una gran oportunidad para el municipio, pero sobre todo para los vecinos y vecinas. “Primero para poder reencontrarnos y reunirnos después de la Pandemia, para ojalá reactivar las diferentes juntas de vecinos y sobre todo soñar y planificar de manera conjunta las distintas iniciativas que queremos desarrollar en este territorio. Y por lo tanto la invitación es para toda nuestra comunidad y en especial a quienes habitan el casco histórico. Creemos que tenemos la oportunidad a través de este programa de repensar el cómo queremos seguir proyectando a Cochrane y por lo tanto las decisiones no van a ser tomadas por el municipio ni por sus equipos técnicos, sino que serán tomadas de manera conjunta con los vecinos y eso por supuesto es un proceso relevante “, afirmó.

El inicio de las actividades fue valorado también por la dirigente de la Junta de Vecinos N° 2, Lucila Aguilar Calisto, quien dijo tener muchas expectativas para lo que se viene. “Creo que es de gran importancia, porque se logra mejorar el tema de los barrios para la comunidad. Yo les agradezco mucho que iniciaran este programa en nuestra junta vecinal, porque estamos en el límite de las juntas de vecinos, así que esto comprende toda la Junta de vecinos N° 2 Sargento Aldea, así que estamos súper agradecidos”, manifestó

La vecina Raquel Sepúlveda también se mostró feliz con la llegada del Programa Quiero Mi barrio a su ciudad, esperando que se logre mucho interés y participación. “Para mí, como cochranina, creo que es súper importante que nuestra ciudad esté a los ojos de las autoridades a nivel regional, ya que eso nos permite más desarrollo y qué mejor que tomen en cuenta a los vecinos y que nosotros también tengamos opinión para decir lo que queremos para mi pueblo, así que muy contenta con todo esto”, señaló.

La Delegada Presidencial de la Provincia Capitán Prat, Marta Montiel, enfatizó también en los beneficios del Programa, no solo en la parte material sino sobre todo en la parte humana. “Destacar el programa Quiero Mi Barrio, que es muy integral, no es solo de infraestructura, porque no se trata de poner bancas y cerámicas, se trata de generar barrio y hacer comunidad. Y ese es el desafío. Recordaba que en un mes de invierno tuvimos el primer paso que fue la firma del convenio y hoy todo se está materializando con la contratación del equipo con tres profesionales jóvenes que están presentes en el territorio, que van a ir desarrollando estas iniciativas, pero no las van a estar mirando desde un escritorio, sino que van a estar participando desde y con el barrio y eso es lo más destacable”, concluyó.

La intervención del programa Quiero Mi Barrio en Cochrane se extenderá por tres años, sumando una inversión que bordea los 800 millones de pesos para fortalecer las organizaciones vecinales y ejecutar diversas obras de adelanto que irán siendo definidas en conjunto por la misma comunidad organizada, quienes además actuarán como fiscalizadores en diferentes etapas de ejecución de los proyectos.

 

Deja un comentario