Senado da luz verde: Ángel Valencia se convierte en el nuevo Fiscal Nacional

Luego de dos procesos fracasados, las y los parlamentarios respaldaron la carta del Ejecutivo por 40 votos a favor, 3 en contra y 6 abstenciones.


 

Este lunes, el Senado votó la tercera ratificación del nombre propuesto por el Gobierno para el cargo de Fiscal Nacional, Ángel Valencia, tras la fallida nominación de José Morales y Marta Herrera. 

En esta oportunidad, las y los parlamentarios aprobaron la carta del Ejecutivo por 40 votos a favor, 3 en contra y 6 abstenciones. Por lo que el abogado se convierte en el tercer líder del Ministerio Público, luego de Sabas Chahuán y Jorge Abbott.

La tercera nominación

Esta es la tercera vez que el Gobierno presenta un nombre ante el Senado, desprendido de la quina elaborada por la Corte Suprema, luego que los previos candidatos no lograran concretar los apoyos de ⅔ (33 votos) de la Cámara Alta.

Además de aquello, la nominación de Ángel Valencia para Fiscal Nacional no estuvo exenta de polémica, esto, ya que se le acusó de no pagar la pensión alimenticia de los hijos de su primer matrimonio.

Esta información fue desmentida por el equipo jurídico del jurista, quienes mediante un comunicado señalaron que “nunca pesó una orden de arresto ni arraigo por no pago de pensión de alimentos (…) La pensión alimenticia de sus hijos del primer matrimonio nunca dejó de pagarla, haciéndose cargo paralelamente de otros gastos, como el pago de previsión de salud de todos ellos”.

En esa línea, este mismo lunes, durante su intervención en la Sala del Senado previo a la votación para la ratificación, Ángel Valencia expuso: “Jamás he dejado de pagar la pensión de alimentos de mis hijos y no es mi palabra, hay una resolución judicial”. 

Causas de abuso sexual

Asimismo, previo a la votación de la Corporación, el abogado se refirió a su desempeño como defensor en casos de delitos sexuales, en específico, a la representación del exjuez de garantía de Rancagua, Luis Barría, acusado de abuso sexual, hecho que levantó una serie de críticas de agrupaciones feministas.

“No puedo compartir por deber profesional con este honorable Senado cuáles son los criterios, las razones por las cuales pude haber estado dispuesto a asumir una defensa en una situación tan grave como esa”, indicó el abogado.

“Quisiera manifestar que cuando uno asume una defensa, un caso grave, por lo menos en mi caso y entiendo que en el de la mayor parte de los colegas que se hacen cargo de causas complejas, uno toma la decisión de defender un caso después de largas conversaciones y después de analizar el caso, de contactar a la familia, de entender sus expectativas, de advertir si efectivamente existe un sesgo. Por lo tanto, no es una decisión que resulte sencilla, pero es una decisión reflexiva”, agregó.

En esa línea, Valencia remarcó que “los motivos por los cuales uno asume una defensa de esa naturaleza no corresponde que yo los plantee, además por respeto a las víctimas, respeto a los imputados, respeto a los defendidos y respeto a sus familias”.

Fuente: adnradio.cl

Deja un comentario