Seremi de Salud refuerza fiscalización por etiquetado de juguetes

La recomendación es siempre adquirir juguetes o artículos navideños en locales establecidos, con las advertencias y recomendaciones rotuladas en español.

Con motivo de las próximas festividades, la Seremi de Salud ha incrementado los procesos de fiscalización a los locales que comercializan juguetes, con la finalidad de resguardar la salud de los niños y niñas que reciben estos obsequios y así dar cumplimiento a la normativa vigente correspondiente al DS 114/05 del Ministerio de Salud, que hace énfasis en que cada artículo en venta debe reunir la información de procedencia y recomendaciones en su etiquetado.

Tal como lo manifestó la Seremi de Salud, Carmen Monsalve Gómez.  “Estamos adportas de la celebración de navidad, por lo tanto, las recomendaciones genéricas son que al momento de elegir juguetes, éstos tienen que tener a la vista aspectos como recomendaciones de uso por edad, especificar si tiene presencia de piezas pequeñas que puedan poner en riesgo la salud de los menores por asfixia, su etiquetado debe estar en español y una identificación clara del lugar de procedencia y fabricante del producto”, puntualizó.

De esta forma, la Seremi reiteró el llamado a la comunidad para proteger la salud de los menores al momento de comprar un juguete, ya que independiente del número de fiscalizaciones que realice la Autoridad Sanitaria, es la propia comunidad la que también debe asumir el cuidado de los más pequeños del hogar, para lo cual se sugiere adquirir productos solo en locales establecidos que cumplan con la normativa legal de un correcto etiquetado en español para cada juguete.

LAS CARACTERISTICAS PRINCIPALES QUE DEBEN REUNIR LOS JUGUETES SON:

Físicas y Mecánicas: Deben ser estables y resistentes a tensiones, sin romperse ni deformarse para evitar lesiones corporales.

Juguetes destinados a menores de 3 años, sus accesorios y componentes que pudieran separarse, deben ser de tamaños que no puedan tragarse o inhalarse.

Inflamabilidad: No deben ser inflamables y si arden que lo hagan lentamente y que sean fáciles de apagar. Ejemplo: ropas, disfraces, capas, vestidos confeccionados con mucha tela; los que se usan encima del cuerpo como máscaras, pelucas y demás similares.

Aquellos juguetes que por sus características requieran precauciones especiales, por el riesgo de que se incendien, deben llevar en su envoltorio una leyenda que advierta del peligro de su utilización cerca del fuego.

Eléctricas: Juguetes que funcionen con electricidad No deben exceder la tensión de 24 volt. Los elementos en contacto con electricidad y conductores deben estar aislados y protegidos para evitar riesgo de descargas eléctricas.

Químicas: No contener sustancias peligrosas que puedan causar intoxicación. Además, no deben sobrepasar los límites de la norma para el Tolueno (la concentración no debe superar los 170 mg de tolueno por kg de juguete) y no exceder la biodisponibilidad diaria para los elementos químicos: mercurio, cadmio, plomo, cromo, arsénico, selenio, bario, antimonio.

LA INFORMACIÓN ENTREGADA EN EL ETIQUETADO, DEBE SER:

Veraz; que no induzca a errores al consumidor respecto a naturaleza y características de los juguetes;

Clara y completa. En Idioma español, pudiendo estar también en otro idioma;

Tamaño y tipo letra que permita lectura a simple vista.

CONTENIDO FUNDAMENTAL DE LA ETIQUETA:

Nombre del producto, cuando éste no se identifique fácilmente.

Nombre o razón social y domicilio del fabricante o importador.

País de origen.

Leyenda o símbolo que indique la edad del usuario recomendada por el fabricante.

Advertencia “USAR BAJO VIGILANCIA DE UN ADULTO” (cuando sea necesaria esta advertencia).

Juguetes peligrosos para niños MENORES DE 3 AÑOS deben llevar advertencia: “NO APROPIADO PARA MENORES DE 3 AÑOS” y, si tiene partes pequeñas, además debe indicar “CONTIENE PARTES PEQUEÑAS”.

Juguetes Especiales: juegos químicos, modelos para armar, etc., deben contener instructivos en español.

Deja un comentario