Solicitan a gobernadora regional recursos para financiar el Programa de Pavimentos Participativos MINVU

De la sesión realizada en el Gobierno Regional, también participaron la Seremi de Vivienda y Urbanismo, la AREMU y la Cámara Chilena de la Construcción.

En sesión de la Comisión de Infraestructura, Transportes y Telecomunicaciones del Gobierno Regional de Aysén, se acordó por la unanimidad de los consejeros regionales, solicitar a la gobernadora regional, Andrea Macías, recursos que permitan suplementar a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), la cobertura del aporte municipal para ejecutar el Programa de Pavimentos Participativos. El acuerdo fue valorado por la Asociación Regional de Municipios (AREMU) y la Cámara Chilena de la Construcción sede Coyhaique, dada la relevancia que tiene para la reactivación de obras y generación de empleos en la región.

La presidenta de la Comisión de Infraestructura, Transportes y Telecomunicaciones, Lilian Inostroza, explicó tras la sesión realizada que «este programa ha sido de gran envergadura a nivel regional, de hecho, en varios llamados anteriores el Gobierno Regional ha entregado su apoyo a través de financiamiento. En esta sesión los alcaldes a través de los AREMU, nos plantearon su preocupación por el financiamiento y los recursos que les implican, en esa línea, hemos acordado solicitar al Ejecutivo analizar la entrega de un aporte que permita a los municipios poder llevar a cabo el programa».

«De igual forma, quiero destacar la clara exposición que nos entregó la SEREMI de Vivienda, Paulina Ruz, sobre el estado de los llamados anteriores y el impacto que tienen estas obras en las diversas localidades de la región, que sabemos, va en directo beneficio y mejora de la calidad de vida de los habitantes de nuestra región. Así como la exposición de los alcaldes y de la Cámara Chilena de la Construcción. El acuerdo será presentado a la Gobernadora Regional, para poder impulsar este acuerdo conjunto a los 14 consejeros regionales», afirmó Inostroza.

En tanto, el alcalde de Río Ibáñez y presidente de la AREMU, Marcelo Santana, manifestó que «ha sido una importante jornada de trabajo mancomunado entre la Comisión de Infraestructura del Consejo Regional, la Cámara Chilena de la Construcción sede Coyhaique, la SEREMI de MINVU y los alcaldes de la región. En la que hemos analizado la importancia que ha tenido el programa de Pavimentos Participativos históricamente en la región, con el que se ha avanzado en urbanización, mejoramiento de la calidad de vida y mejoramiento de los espacios urbanos en las distintas comunas».

«Este mismo programa por temas de diseño y ajenos a políticas regionales, incrementa excesivamente el aporte que las municipalidades deben hacer, por ejemplo; sólo las municipalidades de Ibáñez y Cisnes, deberían aportar más de $1.000 millones cada una y así otras, son recursos que no están, no existen y no tenemos disponibilidad, siendo muy difícil endeudar a una municipalidad con ese nivel de aportes, por tanto, hemos recurrido al Consejo Regional y Gobierno Regional, para ver la posibilidad de apalancar recursos y que este programa se pueda ejecutar el segundo semestre», detalló.

«Se podría con esto invertir en iniciativas que generan triple impacto; por una parte, se mejora el entorno y calidad de vida, los parámetros de urbanización de nuestras localidades, se absorbe mucha mano de obra y se reactiva la economía regional, dado que las empresas son regionales y demanda servicios locales, esperamos tanto, una buena acogida desde el Gobierno Regional», agregó el alcalde.

Por su parte, el Past Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Manuel Suazo, expresó que «esto es producto de un trabajo colaborativo que estamos desarrollando en conjunto a la Seremi del MINVU y los alcaldes de la región, para poder destrabar el nudo de financiamiento del programa de pavimentos participativos en su llamado 32°».

«Este considera, $7.500 millones de inversión a ejecutar en dos años -2023-2024-, abarcando obras de pavimentación en las 4 provincias de la región, que considera proyectos en localidades tan apartadas como Raúl Marín Balmaceda y Caleta Tortel, por mencionar algunas. Para nosotros como industria de la construcción, este es un programa relevante, dado que no sólo reactiva la actividad del sector, sino que también, dinamiza las economías locales y genera empleos directos e indirectos, los que se han visto afectados ante la falta de inversión pública y el retraso de la ejecución de diversos proyectos comprometidos para este año», agregó Suazo.

En esa línea, el dirigente del gremio de la construcción, concluyó que «estamos conformes con el acuerdo del CORE a través del que se solicitará a la gobernadora regional este apoyo de recursos, lo que se espera con alta expectativa, ya que su ejecución genera más de 400 empleos directos, durante el año y medio de ejecución, por lo que se requiere contar con la celeridad que amerita».

Deja un comentario