20 años de cárcel a femicida de Yanira Díaz: caso puertomontino se zanjó como suicidio al principio

A 20 años de cárcel fue sentenciado el femicida de Yanira Díaz en Puerto Montt, región de Los Lagos. El caso se remonta a noviembre 2020 y fue primeramente zanjado como suicidio, sin embargo, tras dudas del Ministerio Público, la tesis fue desestimada, resolviendo el caso bajo el delito de «femicidio íntimo».


A dos penas de cárcel, una de 20 años y otra de 541 días, fue sentenciado un hombre que asesinó a su polola en Puerto Montt y además agredió a una expareja, también en la capital regional de Los Lagos.

La primera sentencia es inédita en la zona, desde promulgada la ley de femicidio íntimo.

El homicidio ocurrió el 28 de noviembre de 2020, al interior del domicilio que compartían, la víctima, Yanira Díaz y el condenado, Claudio Ballesteros, en el pasaje Angelmó.

Carabineros del OS9 y el Labocar, a cargo de la investigación, encontraron en la casa, dos armas de fuego y restos de sangre en una de estas.

Los hallazgos se anexaron a otras pruebas, lo que llevó a la condena y las posteriores sentencias, detalladas por la fiscal de Puerto Montt, Nathalie Yonsson.

Respecto a la pena de 541 días, la profesional precisó que refieren a lesiones perpetradas en otra oportunidad contra otra víctima.

Femicidio de Yanira Díaz

En principio, peritajes de la PDI llegaron a la conclusión de que se trataba de un suicidio, lo que fue confirmado con informes del Servicio Médico Legal. Sin embargo, tiempo más tarde la tesis fue desestimada tras dudas del Ministerio Público, organismo que ordenó la exhumación del cadáver 11 días después del crimen.

En la instancia, además, instruyeron acciones investigativas a Carabineros, quienes dieron con el responsable.

Yanira Díaz cuando murió tenía 26 años y el ahora condenado, Claudio Ballesteros, 31.

El femicidio íntimo es la normativa que castiga a los hombres que provocan la muerte de la mujer con la que tuvieron una relación sentimental, sin que exista convivencia.

Publicado por Camila Mennickent Barros
La información es de Robinson Cardenas

Deja un comentario