Aprendió a escribir con 80 años y ahora presentará su libro: La increíble historia de adulta mayor de Cerro Navia

Cruz Delgado se matriculó en el colegio en 2016 para empezar primero básico. Ahora, con 87 años, está ad portas de presentar su obra titulada: «El árbol de mis recuerdos». En conversación con CHV Noticias, la autora abordó sus objetivos de dar charlas a jóvenes y recordó a su fallecido esposo.



Cruz Delgado nació en la Región de Coquimbo en 1925, específicamente al interior de Monte Patria. Se crió en el campo y desde muy pequeña trabajó en la cosecha y siembras de diversos alimentos.

Debido a esto, nunca pudo acceder a la educación y no supo lo que era leer y escribir. “Donde yo vivía no había colegios y los otros eran muy lejos. Mi papá nunca nos mandó porque en el campo siempre se prefería trabajar antes que estudiar”, relata a CHV Noticias.

Pasó el tiempo y Cruz se trasladó a Coquimbo “a buscar una nueva vida”, radicándose en 1987 en Santiago junto a sus dos hijos (a los que se sumó uno más) y su esposo.

En la capital se dedicó a distintas labores, entre las que estaba la crianza de sus hijos. Sin embargo, con el tiempo estaba más interesada en saldar esa deuda de educarse. Hasta que finalmente se decidió.

“Siempre fui activa y participaba en varios talleres, en uno de esos me topé a un profesor y me dijo que empezara a estudiar. Ahí empezó la idea, con 80 años”, dice.

En 2016 se matriculó en el Centro Integrado de Adultos Georgina Salas Dinamarca de Cerro Navia, el cual queda a pocas cuadras de su casa y en el que por fin pudo cumplir uno de sus objetivos: Leer y escribir.

“El árbol de mis recuerdos”

En dicho establecimiento, Cruz cursó desde primero básico hasta cuarto medio, aunque la enseñanza media la superó una vez que retornó la presencialidad de las clases, ya que optó por congelar en la época de las materias online.

Lamentablemente, durante la pandemia del COVID-19 su esposo falleció, por lo que empezó a realizar diversas actividades para no entrar en depresión. Entre esas estaba una de sus favoritas: Escribir.

“Se me ocurrió escribir algo y no paré”, cuenta la adulta mayor a nuestro medio, quien está ad portas de presentar su libro “El árbol de mis recuerdos” con 87 años, la que se dará este lunes 21 de noviembre a las 19:00 horas en el Centro Cultural Violeta Parra de Cerro Navia.

“Se dio sin ninguna motivación, era para pasar el tiempo. Cuando volví a clases, me encontré con una profesora que me preguntó qué había hecho todo el tiempo de pandemia y de encierro. Le comenté que escribí ‘un librito’ que no era gran cosa. Me pidió que se lo llevara para que lo vea y encontró que era muy bonito y lo quisieron editar en el colegio”, agrega.

Una de las primeras en recopilarlos fue Elena Salgado, profesora de lenguaje del recinto y que fue la encargada de transcribir las cerca de 80 páginas a computador, ya que todas estaban trazadas a mano.

“Estaba escrito a mano en un cuaderno con lápiz grafito. Ahí, yo misma lo transcribí a un word. Eran alrededor de 80 páginas entre cuentos, poemas, relatos y traté de hacerlo lo más fiel a su escritura. Por lo tanto, lo hice prácticamente textual y había solamente algunos detalles de puntuación que siempre es algo más complejo”, señala la docente.

Elena admite que todo lo ocurrido fue una “sorpresa mayor”, teniendo en cuenta que hace casi seis años Cruz no sabía lo más básico de la educación. Pero ahora, el texto, a su juicio, contiene “calidad, prosa y poesía”.

En el libro se abordan diversas temáticas como vivencias propias, creaciones narrativas y hasta una “semi-cueca”, la que fue apodada como “semi” por no tener la composición clásica del baile típico chileno.

 

Mensaje a la comunidad

Respecto a la presentación del escrito, programada para este lunes, la autora de “El árbol de mis recuerdos” indica que “es como estar empezando a vivir una vida nueva. Aprendí a leer y escribir y eso me tiene súper contenta. Estoy emocionada”.

Su historia de vida, que sabe que es especial, la quiere hacer llegar tanto a jóvenes como adultos mayores de todas las partes. “Mi experiencia la quiero transmitir porque considero que es única, al menos para mí”, sostiene.

“Cuando termine todo esto quiero ir a los clubes de adultos mayores a conversar con ellos, decirles que nunca es tarde para empezar una nueva vida”, insiste Cruz, quien también tiene un mensaje para los más jóvenes.

“Siempre les trato de transmitir que aprovechen la oportunidad de crear y, sobre todo, de estudiar. Una persona educada puede hacer muchas cosas”.

La memoria de su esposo

La profesora Elena recalca que lo sucedido con Cruz no es algo muy habitual e insiste en que debe ser destacada. “Que alguien tuviera esa capacidad creativa y literaria, es la primera vez que conozco un caso de este tipo”, dice.

De hecho, la académica persiste que esto es “un talento que ella tenía atrapado por no saber escribir. Una vez que tuvo las herramientas, fue capaz de desarrollarlo con tanta creatividad”.

Ahora, Cruz Delgado se prepara para presentar su obra, la que armó a puño y letra y de la que sienten orgullo sus tres hijos, cinco nietos y tres bisnietos (“el más grande de 21 años”, aclara).

También habrá un espectador especial, su esposo, el hombre que la apoyó en todo momento y que reconoce que “me está ayudando desde el cielo. Cuando se me fue me decía ‘la escritora’, porque siempre había tenido la idea de escribir algo, pero como no sabía, hacía cosas que ni yo misma me entendía”.


Fuente: chvnoticias.cl

Deja un comentario