Cámara rechazó idea de legislar la reforma tributaria, proyecto clave del Gobierno

  • El rechazo, totalmente inesperado hasta hoy, se concretó con 73 votos a favor, 71 en contra y tres abstenciones.
  • «Es una señal a una tozudez del Gobierno», dijo el diputado UDI Juan Antonio Coloma, insistiendo en que es una «mala reforma».

    La Cámara de Diputadas y Diputados rechazó en general la reforma tributaria, uno de los proyectos definidos como claves por La Moneda para poder llevar adelante su agenda de Gobierno.

    El rechazo, totalmente inesperado hasta hoy, se concretó con 73 votos a favor, 71 en contra y tres abstenciones, en un votación que requería quorum de mayoría simple.

    Se estimaba que se iban a realizar cerca de 60 y hasta 70 votaciones por separado, en el caso de que se avanzara al debate en particular, pero el proceso no pasó de su primera etapa: la idea de legislar.

     

    Tras extensos debates entre ayer y hoy, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, sufrió su mayor derrota política, frente a una oposición que había advertido que iba a rechazar la idea de legislar una «mala» reforma que -a su juicio- perjudicaría «gravemente» a la clase media y las pymes, y también que había reprochado una falta de apertura a recoger observaciones.

    «Es una señal primero a una tozudez del Gobierno de no estar dispuesto a sentarse realmente a conversar; en la Comisión de Hacienda, durante un período largo no hubo prácticamente ningún tipo de flexibilidad», comentó el diputado UDI Juan Antonio Coloma Álamos.

    El gremialista remarcó que «el rechazo demuestra que no es solo de un sector político, es de quienes somos de derecha y también de centro», ya que «se requería llegar a una mayoría que no se logró, creemos nosotros por la tozudez constante del Gobierno de no entender que era una mala reforma que afectaba a las pymes».

    DC: «UN LLAMADO DE ATENCIÓN AL GOBIERNO, AÚN ATRINCHERADO»

    Una postura similar sobre la actitud de La Moneda manifestó el diputado Alberto Undurraga, timonel de la DC, quien no obstante votó a favor. «Es un llamado de atención para el Gobierno, que tiene que buscar acuerdos. No tiene que tratar de convencer solo de las buenas ideas que puede tener un proyecto, sino que debe buscar acuerdos dado que no tiene mayoría», planteó.

    El otrora ministro insistió que el Ejecutivo «tiene que enfrentar sus reformas con mayor acuerdo, eso significa ceder en más puntos, tiene que cruzar la línea», ya que «al país le ha ido bien cuando ha construido acuerdos: el Gobierno se lo tiene que meter en la cabeza, lo veo todavía atrincherado en sus propias posiciones«.

    Por ahora, «el resultado lo paga el pueblo de Chile (…) porque no va a tener los recursos para la PGU, dentro de muchas otras cosas que se financian con la reforma tributaria».

    QUÉ SIGUE

    A diferencia de las mociones (iniciativas parlamentarias), al tratarse de un mensaje presidencial (proyecto presentado por el Gobierno), el Ejecutivo puede intentar reponer la reforma, pero deberá recurrir a la Cámara revisora, que en este caso es el Senado, pero con un quorum superior.

    «Podrá solicitar que el mensaje pase a la otra Cámara y, si ésta lo aprueba en general por los dos tercios de sus miembros presentes, volverá a la de su origen (Cámara Baja) y sólo se considerará desechado si esta Cámara lo rechaza con el voto de los dos tercios de sus miembros presentes», establece la Constitución.

    Fuente: cooperativa.cl

Deja un comentario