Cochrane: Vecinos dialogaron en torno a los usos que quieren dar a terreno fiscal que estaba tomado ilegalmente  

La actividad tuvo por objetivo consultar a la comunidad qué usos proyectan en el terreno denominado El Húngaro de la capital de la provincia de Capitán Prat.   

La tarde de este lunes en el Salón Azul del Centro Cultural de Cochrane, más de 30 personas se dieron cita para ser parte del taller de planificación territorial del inmueble fiscal denominado El Húngaro, actividad convocada de forma conjunta por la Seremi de Bienes Nacionales, la Delegación Presidencial Capitán Prat, el Municipio de Cochrane y el Programa de Regularización Provincia Capitán Prat, que es financiado por el Gobierno Regional Aysén y su Consejo.

 

Recordemos que el pasado seis de marzo se realizó el desalojo de la ocupación ilegal, denunciada por la propia comunidad en octubre del año pasado, la que extrañada vio cómo un particular comenzó a realizar un cierre perimetral del terreno, que en su totalidad abarca una superficie aproximada de 10 hectáreas, lugar muy cercano a la ciudad y que habitualmente ha sido ocupado para actividades de esparcimiento y tránsito peatonal.

 

De esta manera la Seremi de Bienes Nacionales y la Delegación Presidencial Provincial, cumplieron con el compromiso de desarrollar esta actividad, donde fueron los propios vecinos quienes dialogaron y expusieron qué usos debiera tener este importante inmueble para la comuna y especialmente para los habitantes de Cochrane.

 

“Como Seremi de Bienes Nacionales venimos desarrollando una serie de actividades de participación ciudadana en los territorios, acciones que tienen por finalidad conducir de forma más justa la toma de decisiones al momento de otorgar u entregar en administración los inmuebles fiscales. En el caso de este terreno, fueron los propios vecinos quienes nos alertaron de la toma ilegal, activándonos junto a la Delegada Marta Montiel para recuperarlo, ese fue el primer paso, ahora cumplimos con el compromiso tomado con la comunidad de realizar este ejercicio, el que sistematizaremos y compartiremos sus resultados en un futuro encuentro, para luego ir avanzando en los usos e instrumentos más adecuados para su administración”, explicó la Seremi de Bienes Nacionales Aysén, Irina Morend Valdebenito.

Desde el Municipio de Cochrane el director de Secplac, Javier Castillo, explicó que históricamente este terreno ha sido de uso comunitario. “Hoy en día el terreno se usa para senderismo y observación del territorio, no son pocas las personas que hacen caminatas, mountain bike o las familias que llegan a disfrutar de un mate, tomar once o simplemente a sentarse y contemplar el paisaje y la ciudad. Tenemos la impresión de que el orden de todas las funciones que debiera tener el lugar debiesen ir concadenas por esos recorridos que hoy en día ya existen, eso desde una mirada urbanística, ahora bien, la información que se logre extraer del ejercicio de participación es la que va a terminar definiendo, y quizás ratificando estas observaciones que tenemos de manera preliminar”, apuntó el arquitecto.

 

Desde las agrupaciones sociales, Jorge Molina Vidal, presidente del Comité Ambiental Comunal y miembro de la Agrupación de Guías de Cochrane, indicó que en el grupo en el cual él trabajó, definieron tres grandes usos: cultural, educativo y conservación del medio ambiente. “Primero quiero decir que estoy gratamente sorprendido de que Bienes Nacionales haya propiciado este encuentro, en el que tome nuestro parecer de cómo queremos que se desarrolle este lugar. Ahora respecto de sus usos, consideramos que es óptimo para las organizaciones sociales y que integre un enfoque de protección ambiental, en acciones como reforestación; y que se ubiquen en sentido de la geografía propia del lugar, ya que tiene zonas más accidentadas que podrían ser usadas, por ejemplo, para senderos interpretativos, senderos para bicicleta, escaladas, prácticas de primeros auxilio para los guías, y las zonas de mejor acceso, podrían tener por destino usos familiares y para adultos mayores”, detalló.

 

Asimismo, Lissette Espinoza, presidenta del Colectivo Cheelkenue, agrupación social dedicada al desarrollo de proyectos culturales, valoró la instancia e instó a que el terreno en cuestión, tenga usos vinculados a la protección del medio ambiente. “En el grupo en que le que trabajé concluimos que cada organización que haga uso de un terreno debiese tener como base la protección del medio ambiente. En cuanto a nuestra organización no contamos con un espacio propio, dependemos de otras instituciones, como la municipalidad o los establecimientos educacionales, por lo que la necesidad está por contar con una infraestructura adecuada para desarrollar diversos talleres, que tengan relación con el desarrollo de oficios u expresiones artísticas”, expuso la dirigente social.

 

Desde el inicio de su administración la Seremi Morend Valdebenito y su equipo, han venido desarrollando diversas actividades de participación ciudadana y que han contemplado diálogos abiertos a la comunidad y talleres de planificación del territorio fiscal, los que se han realizado en las comunas de  Villa O´Higgins, Tortel, Cisnes, Guaitecas y ahora en Cochrane.

 

Deja un comentario