Comité Regional realizó jornada de difusión contra el trabajo infantil y protección al adolescente que trabaja

⦁ En el Paseo Horn de Coyhaique se realizó una Jornada de Sensibilización sobre el Trabajo Infantil, con foco en la visibilización del trabajo doméstico. ¿Qué es trabajo infantil? ¿cuáles son los riesgos del trabajo infantil? ¿bajo qué condiciones puede trabajar un adolescente desde los 15 años? Fueron algunos de los temas conversados.

Coyhaique.1 septiembre 2023- Finalizando el Mes de la Niñez y de las Juventudes, el Comité Regional de Erradicación del Trabajo Infantil y Protección al Adolescente que Trabaja, denominado CRETI Aysén, compuesto por 28 instituciones público-privadas, realizó una jornada de sensibilización y de difusión con respecto a los riesgos del trabajo infantil y bajo qué condiciones legales puede trabajar un adolescente mayor de 15 años, con foco en la visibilización de las labores domésticas en el propio hogar, las que podrían llegar a construir trabajo infantil.

Así lo explicó el Seremi de Trabajo y Previsión Social, Rodrigo Díaz Cordaro, líder del CRETI Aysén, «Sobre el trabajo doméstico, no pueden trabajar más de 21 horas, eso se considera que ya es trabajo y no puede ser, ellos deben seguir estudiando. Tienen que, eso sí, tener labores formativas y ayudar en la casa, pero en ese contexto, no como algo obligatorio. Trabajo infantil es una labor remunerada o no, que puede poner en riesgo la integridad del joven y la joven, y eso es lo que queremos evitar, y por eso entre todos estamos haciendo este esfuerzo, para que nuestra comunidad regional y diversos sectores productivos comprendan esto, en el campo, en el bosque, en el mar, se entienda que los jóvenes menores de 15 años no pueden trabajar».

En este mismo tenor, André Briand, jefe del programa Multimodal de la Corporación Opción y representante del Zonal Aysén, manifestó, «Para nosotros es muy importante visibilizar el trabajo infantil doméstico y justamente esta instancia que nos reúne aquí, junto a las instituciones que conforman el  CRETI, bajo el lema de poder visibilizar el trabajo que realizan tanto niños como niñas a nivel doméstico, es considerado un trabajo infantil, un trabajo que nosotros debemos visibilizar y hacerlo visible también a la comunidad. El trabajo más común que podemos detectar -por lo menos en el programa que me toca dirigir donde trabajamos con jóvenes entre 14 y 17 años de edad, son jóvenes que están trabajando en el área de la construcción. En ese rango de edad hemos visibilizado jóvenes que están trabajando y hemos también denunciado oportunamente para poder interrumpir esa actividad».

Siguiendo la misma línea y en relación al trabajo que realizan NNA en sus hogares, la Seremi de Desarrollo Social y Familia, Karina Acevedo, comentó, «Este Gobierno y a través de nuestro ministerio, hay dos grandes líneas en que estamos trabajando justamente para erradicar el trabajo infantil, una tiene que ver con el trabajo doméstico, que es un gran número, donde el 70% son niñas menores de 16 años que cumplen esta función, y otros varones que cuidan a algún hermano menor o a alguna persona con discapacidad o que tiene algún tipo de dependencia. Para eso estamos trabajando, con el Sistema Nacional de Cuidados, para garantizar este cuidado y que alguien pueda prestar estos cuidados y que no sean los niños. Por otro lado, es importante para nosotros poder implementar la Ley de Garantías, que entró en vigencia en marzo del año pasado, ahora estamos estableciendo todas las Oficinas Locales de la Niñez, para dar un circuito administrativo de protección adecuado y pertinente a la ley de garantía, puesto que hoy estamos hablando que la niñez y la adolescencia se protegen en base a derechos y todos los organismos del Estado debemos abocarnos a esta tremenda misión».

En este sentido, el Ministerio de Trabajo y Previsión Social firmará prontamente un convenio para profundizar el trabajo colaborativo entre ambas instituciones. En las últimas semanas Corporación Opción ha desarrollado una serie de talleres con familias de Coyhaique y Puerto Aysén donde se ha abordado el trabajo infantil, explicando los riesgos y la perpetuidad en el círculo de la vulneración social al abandonar los estudios del colegio. Parte de esta actividad práctica fue mostrada en la intervención con la opinión de niños, niñas y adolescentes (NNA). «Si me canso que sea solo de jugar», «No queremos más niños trabajando, sino que estudiando», «Que lo único que trabaje sea su imaginación», entre otros.

El trabajo infantil es considerado una vulneración que ocurre de maneras muy diversas, y a veces invisible, que trasgrede los derechos humanos fundamentales, afectando negativamente el desarrollo de los niños y niñas, y adolescentes, ya que puede producir daños físicos y psicológicos para toda la vida.

La presidenta de la Asociación Nacional de Empleadas de Casa Particular, ANECAP filial Coyhaique, Magdalena Hueitra, entregó su testimonio durante la actividad, «A mí me tocó empezar a trabajar a los 14 años, pero por una opción, ya que no había otra manera de generar recursos. Hoy día creo que no es necesario que un niño salga a trabajar ni menos de trabajadora de casa particular, porque ahí aún existe abuso, discriminación. La oportunidad del niño es estudiar, ser el día de mañana una persona que pueda desarrollarse tanto física como mentalmente. Es muy importante que el joven que me está escuchando, estudie primero, porque esa es su oportunidad, y es un respeto a ellos mismos. Yo logré seguir estudiando, en la noche, vespertina, después terminé a los 40 años de vida mi enseñanza media, después seguí estudiando y he logrado tener un título siendo trabajadora de casa particular».

¿Bajo qué condiciones puede trabajar un adolescente?
En términos prácticos, las autoridades manifestaron la importancia de crear hábitos, que los NNA hagan su cama y ayuden en la casa, por ejemplo, pero sin realizar trabajos peligrosos, cocinar con fuego, usar picadora, cargar peso más allá de los 20 kilos al tener menos de 18 años. Según la Organización Internacional del Trabajo, OIT, las labores domésticas en el propio hogar, como una forma de trabajo infantil es dedicándole más de 21 horas semanales a los quehaceres domésticos como única actividad. Dicha exclusividad en la dedicación incide directamente en las posibilidades que un niño o niña tendrán para hacer uso del descanso y tiempo libre, la recreación y la educación.
«Hoy día la normativa ha ido evolucionando y en la Dirección del Trabajo estamos en permanente fiscalización al trabajo de niños, niñas y adolescentes. Los menores de 15 años nunca pueden trabajar a excepción de trabajos que tengan que ver con el cine, la televisión o actividad artística. Sobre 15 años pueden trabajar, siempre y cuando no sean más de 30 horas semanales. Tienen que estar registrados en la Dirección del Trabajo, tienen que tener la autorización del padre, madre o tutor legal, tienen que tener la evaluación del puesto de trabajo por parte del organismo administrador -las mutuales-. Todos esos requisitos son copulativos y tiene que estar registrado el contrato en la página de la Dirección del Trabajo porque de lo contrario ese empleador comete una infracción», detalló Manuel Lillo, Coordinador Inspectivo de la Dirección del Trabajo.

Sobre la realidad en el ámbito laboral regional, el Seremi Rodrigo Díaz comentó, «Tenemos en la región presencia de trabajo infantil y por eso estamos organizados hoy día todos los servicios, porque entre todos estamos abordando este flagelo para poder concientizar, poder hacer que nuestra sociedad entienda que tenemos que erradicar el trabajo infantil. Los menores de 15 años no pueden trabajar, salvo que sean labores culturales y entre todos lo tenemos que hacer. Vemos en el litoral muchos jóvenes que andan manejando embarcaciones, sin licencia de conducir porque abandonaron el colegio, lo vemos en el campo y tenemos que entender que los jóvenes deben continuar en el colegio», manifestó la autoridad de Trabajo y Previsión Social.

El CRETI es el comité que lleva adelante la «Estrategia Nacional de Erradicación del Trabajo Infantil y Protección al Adolescente que Trabaja 2015-2025», liderado por la Subsecretaria del Trabajo. En esta intervención participaron la Seremi de Trabajo y Previsión Social, Corporación Opción, Seremi de Desarrollo Social y Familia, Seremi de Justicia y DDHH, Seremi Deportes, IND, Instituto Nacional Derechos Humanos, INDH, Seremi de Salud, Segegob, Dirección del Trabajo, Subsecretaría de la Niñez, Junji, INJUV, Carabineros de Chile, Defensoría de la Niñez, Senda, Servicio de Migraciones, Mejor Niñez y Seremi Medio Ambiente.

Este mes acaba de finalizar una encuesta a cargo del Ministerio de Desarrollo Social y Familia junto a la colaboración técnica del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, OIT y Unicef que entregará nuevos antecedentes sobre trabajo infantil post pandemia. Según la última encuesta EANNA 2012, habían 219.624 NNA realizando trabajo infantil en Chile, correspondiendo a un 6,6%, entre los cuales 94.025 no tenían la edad mínima para trabajar y 125.599 eran adolescentes que estaban realizando labores consideradas peligrosas. Para mayor información en este tema, se puede ingresar al sitio web www.noaltrabajoinfantil.cl.

Deja un comentario