Con taller de lana de oveja como aislante partirá piloto comunitario de gestión de residuos en Puerto Guadal

  • El sábado 12 y el domingo de agosto la empresa regional Lanarq entregará herramientas sobre esta técnica, que permite utilizar un producto local tradicional para mejorar el confort térmico de las viviendas además de disminuir la disposición final en vertederos.
  •  El proyecto «Piloto comunitario de Gestión de Residuos en el Chelenko», que además de este taller contemplará capacitaciones en vidrio, aluminio, «tetrapack», entre otros, se enmarca dentro de la línea de trabajo que diversas organizaciones de la localidad han venido desarrollando en los últimos años en materia de disminuir la generación de desechos que terminan contaminando suelos y aguas.

 

Durante este mes de agosto se iniciará la ejecución del proyecto «Piloto comunitario de Gestión de Residuos en el Chelenko«, que ejecuta la Junta de Vecinos N8 de Puerto Guadal con recursos del 8% FNDR del Gobierno Regional de Aysén. La iniciativa se enmarca dentro de la línea de trabajo que diversas organizaciones de la localidad han venido desarrollando en los últimos años en materia de disminuir la generación de desechos que terminan contaminando suelos y aguas.

Para este trabajo se cuenta con el apoyo del Comité de Infancia Río Baker de Puerto Bertrand, las seremis de Medio Ambiente y Salud, la Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén y la Oficina de Protección de Derechos de la Municipalidad de Chile Chico.

 

Taller inicial: lana de oveja como aislante

Los talleres están enfocados a la comunidad de Puerto Guadal y Puerto Bertrand, y se irán programando a medida que avance el proyecto. 

El primero abordará el uso de lana de oveja para aislamiento térmico de viviendas y se realizará el sábado 12 de agosto en Puerto Guadal y domingo 13 en Puerto Bertrand.  La capacitación será impartida por  María de los Ángeles Lobos y Andrés Villouta de Lanarq.  La destacada empresa regional ha sido reconocida a nivel nacional e internacional por su innovadora apuesta, tendiente a utilizar un producto local tradicional para mejorar el confort térmico de las viviendas además de disminuir su disposición final en vertederos.

Se trata de talleres prácticos, con el fin de traspasar a los vecinos y vecinas los conocimientos y las técnicas para implementar a nivel familiar el proceso. 

Hoy la lana de oveja con el tratamiento implementado por Lanarq cumple con los estándares de la norma NCh 853-2007 sobre «Acondicionamiento térmico–Envolvente térmica de edificios–Cálculo  de resistencias y tramitancias térmicas» por lo cual puede ser utilizada para obtener permisos de edificación y certificados recepción definitiva, integrarse a construcciones públicas y formar parte de postulaciones a subsidios de aislación térmica de viviendas y otras infraestructuras.

«Con los ensayos de Lanarq en 2021 fue incorporado este material en el listado oficial.  Nuestros ensayos son superiores a lo indicado en la norma y superiores a la fibra de vidrio, pero nos castigan por ser el primero» explica Andrés Villouta.  Aclara que «la fibra de vidrio’ -mal llamada ‘lana de vidrio’- lleva años como industria contaminante, pero ahí estamos mostrando el camino.  En 2021 fuimos convocados por el Instituto Nacional de Normalización y participamos en el Comité Técnico, donde expusimos nuestros resultados y sugerimos que en la norma se cambie el nombre de la ‘lana de vidrio» por ‘fibra de vidrio’.  Pero lamentablemente esta industria todopoderosa, con sus abogados, no permitió que lo que comercializan se llame como lo que es, ya que la lana se obtiene de ovinos y caprinos, no de botellas» señala.

Mayores informaciones e inscripciones al correo juntavecinosguadal@gmail.com.

 

El sentido del programa

Actualmente en la zona existe un grave problema de gestión de residuos «con problemas asociados al retiro y traslado de basura hasta su depósito en vertederos, no existiendo un plan de gestión local de la basura en espacios públicos» es el diagnóstico de la organización.   Ante esta carencia, varias organizaciones han impulsado una serie de iniciativas, como un taller de curtiembre de principios de este año por la propia Junta de Vecinos N8, capacitación en compostaje y adquisición de una chipeadora por parte de la AG de Campesinos, implementación de puntos limpios por parte de la Junta de Vecinos «Los Pioneros«, un webinar con la alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro, cuyo municipio es ejemplo latinoamericano en materia de gestión de residuos.

Es en este contexto, el proyecto pretende «generar instancias donde los habitantes de la comunidad puedan dialogar y planificar cómo enfrentar el problema en conjunto,  conocer y cuantificar qué residuos se generan en la comunidad, mediante un plan piloto con un número acotado de familias, que permita trazabilidad y análisisidentificar los principales impactos asociadosrecopilar el conocimiento adquirido, como base para elaborar proyectos a largo plazo sobre reducción de residuos, analizar y difundir los hallazgos» explica la presidenta de la Junta de Vecinos N8, Miriam Chible.  Además, se contemplan talleres en separación y gestión domiciliaria inicial de residuos, y de exploración en reutilización de materiales como vidrio, aluminio y «tetrapack«.

 

Deja un comentario