Delegado Presidencial Regional Rodrigo Araya: «El Gobierno cautelará siempre la protección del empleo y los ecosistemas en áreas protegidas»

Como una iniciativa esencial para la institucionalidad ambiental, en un contexto de cambio climático, pérdida de biodiversidad acelerada y de contaminación, entregando certezas a la industria y a trabajadores y trabajadoras del sector acuícola, calificó el Delegado Presidencial Regional, Rodrigo Araya, el proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad de Áreas Protegidas (SBAP).

La iniciativa, que se votará este lunes en Comisión Mixta, tiene como objetivo crear el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas como un Servicio Público, orientado a la conservación de la biodiversidad del país, a través de la gestión para la preservación, restauración y uso sustentable de especies y ecosistemas, tanto dentro como fuera de las áreas protegidas.

Según indicó, la Ley 20.417 del año 2010 estableció la institucionalidad ambiental actual, que incluye al Ministerio del Medio Ambiente, el Servicio de Evaluación Ambiental y la Superintendencia del Medio Ambiente. Sin embargo, el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, uno de los organismos previstos por esta Ley, aún no ha sido creado, lo que ha generado una brecha en la gestión de las áreas protegidas y la biodiversidad del país.

«La aprobación del SBAP resulta esencial para completar la institucionalidad ambiental del país y cubrir una carencia en nuestro sistema respecto a la preservación, restauración y uso sustentable de la biodiversidad. Además, constituye un compromiso del programa de Gobierno del Presidente Boric», señaló.

Actualmente, se están discutiendo en la Comisión Mixta los últimos temas pendientes, para resolver las controversias entre ambas cámaras legislativas, donde uno de los temas es el relacionado con el desarrollo de acuicultura exótica, específicamente la salmonicultura, en áreas protegidas.

En el marco de la Comisión Mixta relativa a la salmonicultura, se ha presentado el artículo 147 numeral 5) que busca modificar el artículo 158 de la Ley General de Pesca y Acuicultura, que establece excepciones para la pesca extractiva y la acuicultura en ciertas áreas protegidas.

El Ejecutivo presentó una propuesta que busca prohibir el otorgamiento de nuevas concesiones de acuicultura de especies hidrobiológicas exóticas (como la salmonicultura) en todas las áreas protegidas del país, eliminando la excepción del artículo 158 de la Ley de Pesca y Acuicultura. Así, restringe la acuicultura con especies exóticas en las reservas, sin afectar la pesca o la acuicultura con especies nativas en dichas áreas.

«Esta indicación regula la situación de las concesiones que pudiesen otorgarse hacia el futuro, sin incidir en las que están actualmente vigentes al interior de las áreas silvestres. De este modo, la indicación busca el equilibrio entre la protección del empleo actual -el que no se verá afectado- y de los ecosistemas en las áreas protegidas», recalcó el Delegado Araya.

Actualmente, existen 1.359 concesiones de salmónidos vigentes en todo el país, de las cuales 426 se encuentran al interior de áreas protegidas, equivalente al 31,3% del total de concesiones.

«Se debe señalar que ninguna de estas se verá afectada con la aprobación del proyecto de ley SBAP, pues la ley no tiene un carácter retroactivo. Por tanto, de aprobarse el proyecto de ley con el texto que propone el gobierno, no se está poniendo en riesgo ningún empleo», puntualizó.

En este sentido, concluyó que la iniciativa excluye la salmonicultura en áreas protegidas para el futuro; no prohíbe acuicultura con especies nativas, ni tampoco prohíbe la pesca; entrega certeza a la industria ya instalada en áreas protegidas al no ser retroactiva, y permite que aquellos procedimientos actualmente avanzados, puedan finalizar su tramitación, sin afectar el empleo actual.

Deja un comentario