«Estamos trabajando para entregar soluciones que vayan en apoyo de las familias y garantizar una mayor seguridad financiera»

El proyecto de ayudas económicas anunciado por el Presidente Gabriel Boric se encuentra en el Congreso para su discusión.



La semana pasada, el gobierno presentó al Senado un paquete que incluye tres de las siete medidas anunciadas por el presidente de la República, Gabriel Boric, destinadas a apoyar a las familias en el entorno inflacionario del país y así lograr «seguridad financiera».

Las medidas ante el Congreso incluyen duplicar el llamado «Bono de Marzo» (oficialmente conocido como Aporte Familiar Permanente); un aumento del 20 % de la Asignación Familiar y el Subsidio Único Familiar (además de un proceso automático para la entrega del beneficio a la mayoría de los niños y jóvenes del 40 % más vulnerable de la población) y la creación de un «Bolsillo Familiar Electrónico» para compensar el aumento precios de comida.

Humberto Marín Leiva, director de Corfo Aysén, indicó que «el proceso de ajuste por el que atraviesa la economía ha avanzado en gran medida. Podríamos tener otro trimestre de contracción, y en el segundo trimestre de 2023 comenzaremos a ver un repunte de la actividad y una inflación por debajo de los dos dígitos. Por lo tanto, este es un momento muy importante para brindar un apoyo adicional y un apoyo especial a los hogares, que actualmente son los más afectados por la inflación. Como gobierno, estamos trabajando arduamente para desarrollar soluciones que vayan en apoyo de las familias y garantizar una mayor seguridad financiera. Esta propuesta al Congreso es una respuesta a la necesidad de apoyar a las familias y personas que enfrentan diversos incrementos en el costo de vida producto de la inflación. Por ello, esperamos que, si el proyecto se aprueba en el Congreso, los beneficios se entregarán entre marzo y abril, meses en los que el gasto de los hogares aumenta considerablemente».

En cuanto al costo total de estas medidas, Marín señaló que ronda los 2 mil millones de dólares, que es el doble de los recursos asociados al pago del aguinaldo de agosto pasado. «Estas medidas serán financiadas dentro de nuestro marco fiscal para este año y los siguientes. Entonces no afectarán el balance fiscal este año, por lo que no creemos que tengan un efecto inflacionario», explicó.

Las siete medidas anunciadas por el presidente Boric el 5 de enero, incluyen ampliar el Programa de Alimentación Escolar (PAE) a 50.000 niñas y niños de pre-kinder y kínder de colegios públicos. También están considerando aumentar la Beca de Alimentos para Educación Superior (BAES) en $5.000; además de la extensión de la postulación al IFE Laboral y al Subsidio Protege durante todo el primer semestre de 2023 para que nuevas personas puedan acceder.

Deja un comentario