Los bosques marinos de huiro en Tierra del Fuego

  • Tierra del Fuego, Patagonia Austral: una gran reserva de bosques marinos de huiro.
  • Los bosques de huiros son sitios de refugios y áreas de crianzas para diversas especies marinas, lo que es altamente valorado por sectores de la pesca artesanal en Tierra del Fuego.

Las prístinas aguas glaciales del Pacífico Sur de Tierra del Fuego, son el hogar de una abundancia en biodiversidad marina, única en crustáceos, moluscos y peces. Allí, en estas aguas ricas en vida silvestre, mantienen su estado natural para la preservación de diversas especies altamente valoradas por la pesca artesanal, como el cangrejo rey chileno o centolla, la corvina chilena, la merluza negra, el cangrejo de las nieves chileno – Centollón, clip rey dorado, vieira patagónica, el ostión, el caracol piquilhue, navajas o huepo, entre otras.

Sin embargo, algo poco conocido, es que buena parte de esta diversidad de recursos marinos se debe a la existencia de ecosistemas sostenidos por las macroalgas pardas o bosques marinos, también llamados bosques azules, las que han sido objeto de diversas investigaciones científicas con el objetivo de determinar cuál es rol que cumplen estos bosques en el ecosistema costero, siendo el huiro una de sus especies más conocidas.

La formulación de planes de manejo en áreas marinas ha cobrado impulso en los últimos años para comprender elementos comunes a los diferentes usos de un espacio: científico, de conservación, educacional, productivo, por medio de un proceso participativo para establecer prioridades, objetivos, estrategias y una toma de decisiones consensuadas hacia lo que se quiere y busca conservar y proteger.

Diversas hipótesis científicas han comprobado, a modo de ejemplo, que los bosques de huiros son sitios de refugios y áreas de crianzas para diversas especies. Sin embargo, algo que la ciencia académica viene demostrando recién en los últimos años, es parte de los saberes de quienes trabajan de forma tradicional en la pesca artesanal o desde comunidades costeras y que mantienen un vínculo arraigado con su territorio. Uno de ellos, es Danilo Bahamonde, pescador artesanal de la Bahía Chilota en la comuna de Porvenir (Tierra del Fuego), quien además al día de hoy se desempeña como armador.

Bahamonde comparte sobre la importancia de este tipo de bosques marinos: «Estoy en este lugar en la Región de Magallanes, Tierra del Fuego, donde están los recursos del alga del huiro, la reserva más grande de Chile que es protegida, que no lo podemos sacar, porque ahí viven los crustáceos, se reproducen los peces y es como un bosque de algas que protege también el borde costero«, comenta.

Iniciativas de conservación y protección

Esta consciencia de conservación plasmada desde hace años, se viene oficializando en diversas iniciativas en zonas de la región de Magallanes. En la línea de conservación y en particular con las algas de huiros, destaca el decreto exento N° 42, del 6 de octubre de 2022, del ministerio de Economía a través de Subpesca, donde se establece una veda extractiva para la especie Huiro flotador, en el área marítima de la Región de Magallanes y Antártica Chilena, por un plazo de dos años a contar de la fecha, logro desde el Comité de Manejo de Recursos Bentónicos de Magallanes y la Antártica Chilena, que tiene en primera línea a pescadores artesanales.

«Valoramos la iniciativa del comité de recurso bentónico de la región de Magallanes y Subpesca que, con el fin de velar por el uso sustentable de los recursos hidrobiológicos, proponer y establecer una veda extractiva de dos años del huiro flotador, Macrocystis pyrifera, prohibiendo la explotación de praderas, impulsando a su preservación y la protección de los ecosistemas asociados, existiendo, además la inquietud de concretarla de forma indefinida«, señala así,  Ingrid Espinoza, Directora de Conservación Fundación Rewilding Chile

Por su parte, Danilo Bahamonde, resalta: «Esperemos que siga así, que no lo puedan extraer, para que así las futuras generaciones pueden sacar seguir sacando los productos que allí se reproducen. Para mí es muy importante el huiro, yo creo que es una parte que va quedando en la reserva de Magallanes, en toda la región de Magallanes y hay que seguirlo cuidando«.

Otra experiencia oficial en materia de protección y conservación, es la del Seno Almirantazgo: la primera Área Marina Protegida en Tierra del Fuego desde el 2018, bajo decreto DS N°11 del Ministerio del Medio Ambiente, de 764 kilómetros cuadrados, siendo un importante logro luego de más de una década de gestión. Este gran fiordo que se interna en Tierra del Fuego -80 kilómetros en dirección sureste- es lugar de alimentación, descanso y reproducción del elefante marino del sur, la foca leopardo y el albatros de ceja negra. Posee bancos de especies bentónicas de importancia comercial como el ostión del sur, el ostión patagónico y con una base fundamental para su desarrollo: los bosques de huiro.

Por otro lado, con respecto al valor de los bosques de macroalgas, desde la Fundación Rewilding Chile, se señala: «La importancia de los bosques de algas gigantes no puede ser subestimada, y debemos tomar medidas urgentes para protegerlos. Es necesario que se establezcan medidas de conservación y el manejo sostenible de ellos, incluyendo la regulación de la extracción ilegal y desmedida de algunos bosques de macroalgas y la promoción de prácticas de pesca responsable y sostenible. Las soluciones debieran incluir la creación de áreas marinas protegidas, para poder garantizar la conservación de estos importantes ecosistemas, asegurando su valor económico y ecológico en el largo plazo», enfatiza Ingrid Espinoza.

Deja un comentario