Mes del CLIMA: Coyhaique pedalea por la Hora Del Planeta

Como parte de las actividades del mes del Clima convocado por la SEREMI del Medio Ambiente, este sábado se llevó a cabo una cicletada familiar por #LaHoraDelPlaneta. la actividad organizada en conjunto con la asociación Cicleayque y el Museo Regional de Aysén, contó con una activa participación de más de 50 vecinos y vecinas de la ciudad de Coyhaique.

La Hora del Planeta es una acción voluntaria contra el cambio climático a nivel global, promovida por la World Wildlife Fund WWF desde el año 2007, y a la que el Ministerio del Medio Ambiente se suma cada año. Celebrada siempre cada último sábado de marzo, tiene como objetivo reunir a personas y comunidades de todo el mundo para reafirmar el compromiso por la naturaleza y adoptar acciones  más conscientes y amigables con el medio ambiente. De este modo, en todo el mundo se realiza un apagón que, por 60 minutos, permite a todos desconectarse y darle una hora de respiro al planeta.

 

Ante la urgencia climática, la SEREMI del Medio Ambiente convocó a realizar una cicletada familiar que permitiera conectar además con la movilidad activa y así invitó a vecinos y vecinas de Coyhaque a pedalear juntos desde la plaza pentagonal de la ciudad hasta el Museo Regional ubicado en las afueras de la capital regional.

Al comenzar la jornada, la representante de Cicleayque y mujer por la sustentabilidad 2023, Florencia Benítez, indicó los detalles del recorrido y recordó, “esta invitación, junto con conmemorar la hora del planeta, es también a demostrar que nos podemos mover sin contaminar, usando la bicicleta o caminando”, consigna a la que su pequeño hijo Samuel gritó a todo pulmón “necesitamos más ciclovías”.

 

Los y las participantes realizaron el recorrido por las calles principales de la ciudad partiendo por Cochrane, Bilbao y Prat, gritando consignas ambientales “por la hora del planeta nos movemos en bicicleta”, a lo que recibieron aplausos y saludos de la comunidad que les veía pasar acompañados de la escolta de carabineros, quienes fueron abriendo paso también en bicicleta.

Una vez en el Museo Regional, la comitiva se reunió a reflexionar sobre el sentido del día, oportunidad en que el participante Tomás Gueneau compartió “En la Hora del Planeta nos toca pedalear, toca conectar con esa magia que tiene la bicicleta. Hay una ciclista famosa que dice la bicicleta es un instrumento mágico que transforma a todo quien se permita ser transformado por ella, al subirnos a la bicicleta conectamos con la respiración, multiplica nuestra fuerza, y andar a una velocidad preciosa, como dice el cicloviajero Álvaro Neil, quien anda en bicicleta, anda a la velocidad de las mariposas”, declaró invitando a mantener la práctica como medio de conexión con el medio ambiente.

 

Participando también de la cicletada se encontraba la SEREMI del Deporte, María Eugenia Durán, quien destacó que “La invitación es a una visión integral de todas las acciones que podemos tomar, como bajarnos del vehículo y usar bicicleta, pero también cuidar la energía, apagar la luz, desenchufar los artefactos que no están siendo utilizados, y así cada acción suma, porque efectivamente estamos en una crisis climática y el llamado es a no paralizarnos, sino a movilizarnos con las acciones que cada ciudadano y ciudadana podemos hacer”.

A las 20:30 horas y como indicaba la invitación global de la WWF, se apagaron las luces del Museo a lo que la comitiva respondió con un silencio y luego en conmemoración los y las ciclistas encendieron las luces de sus bicicletas para manifestar la necesidad de mayor acción climática.

La jornada finalizó con una visita guiada por el Museo Regional de Aysén. “La exposición regional es un viaje por la región de Aysén de sur a norte donde podemos ver diversos temas de historia natural y cultural, y lo central tiene que ver con esa experiencia particular que es habitar y poblar Aysén”, explicó la Encargada de Desarrollo Institucional del Museo Regional de Aysén, Ángela Morales.

 

Finalmente el SEREMI del Medio Ambiente, Julián Cárdenas agradeció a todos y todas quienes se sumaron a esta experiencia y las tantas actividades realizadas durante el mes del clima, “Llegaron muchos vecinos y vecinas motivadas que se subieron a la bicicleta y aceptaron este desafío que les planteamos de conmemorar esta hora de la planeta de una forma distinta, haciendo conciencia y dándonos cuenta de que podemos hacer cambios. Esa es la gran lección que nos queda, podemos hacer cambios desde la ciudadanía e impulsar esa transformación que necesitamos”, concluyó.

Deja un comentario