Persisten las bajas en los Procedimientos de Liquidación de Personas y Empresas en el primer mes del año

En enero del presente año han ingresado un total de 330 casos en los distintos procedimientos concursales, un 36% corresponden a la Región Metropolitana (118) y un 64% a las otras regiones del país (212).

En este sentido, al observar los Procedimientos Concursales de Renegociación de la persona deudora, se han declarado 46 procedimientos admisibles, con un incremento de 1050% si tomamos el mismo periodo 2022, donde se solicitaron 4 procesos.

Con respecto, a los Procedimientos Concursales ingresados de Liquidación de Bienes de la persona deudora alcanzaron a 183, existiendo una variación negativa del 11% en comparación a las solicitudes de 2022 (206). A nivel regional los números dan cuenta de un aumento en la cantidad de procedimientos iniciados en Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso, Ñuble, La Araucanía y Los Ríos, en tanto que en la región de Arica y Parinacota no hay variación.

Por otro lado, tratándose de las empresas deudoras, han ingresado 8 procedimientos concursales de Reorganización, de los cuales el 50% corresponde a la Región Metropolitana y un 50% al resto de las regiones. Al comparar enero 2022 (1) con mismo mes de 2023, se refleja un aumento del 700% en las solicitudes.

En el caso de Liquidación de Activos de la empresa deudora, los procedimientos ingresados son 93, donde 60 procesos corresponden a empresas y 33 a solicitudes de Contribuyentes de Segunda Categoría. Al igual que en las Liquidaciones de Bienes de personas, este proceso presenta una variación negativa del 10% al comparar igual mes del año anterior, donde se solicitaron 103 Liquidaciones de Activos. Sin embargo, esta disminución se profundiza entre las Liquidaciones forzosas donde se alcanza una variación de -19%, en tanto que, entre las voluntarias es de -13%.

Las regiones de Coquimbo y La Araucanía son las únicas en que se producen incrementos a nivel nacional.

“Tanto en las Liquidaciones de Bienes y Liquidaciones de Empresas, vimos una caída en las solicitudes en el mes de enero de este año en comparación a igual mes del año pasado. Y, por otro lado, el aumento de las reorganizaciones entre las empresas y el incremento en el número de renegociaciones de personas se ha mantenido durante el primer mes de este año, siendo un resultado bastante positivo, porque significa que se mantiene una unidad económica y consecuencialmente el empleo, en el caso de las empresas.  Y la Renegociación permite fomentar acuerdos de pago entre el deudor y sus acreedores, de manera gratuita, en un corto tiempo y con la asistencia de la Superintendencia”, explica el Superintendente de Insolvencia y Reemprendimiento, Hugo Sánchez Ramírez.

Deja un comentario