Refuerzan llamado a proteger a quienes trabajan expuestos al sol, al calor extremo y rayos UV en la Región de Aysén

 El Instituto de Seguridad Laboral realizó capacitación y entregó elementos de protección a trabajadores de áreas verdes de Puerto Aysén, además de impulsar la campaña en distintas localidades de la región, para evitar riesgos del calor extremo y rayos UV a quienes laboran expuestos al sol y calor.

El empleador/a por ley debe entregar elementos de protección personal a los trabajadores/as.


 

En una capacitación donde se reforzaron las medidas de protección ante el calor y exposiciones a los rayos UV, los riesgos de los rayos UV, la necesidad de usar los elementos de protección adecuados, entre otros temas, fueron abordados por profesionales del equipo de prevención del Instituto de Seguridad Laboral, ISL, participando trabajadores y trabajadoras a honorarios de áreas verdes de la I. Municialidad de Aysén, Seremi de Trabajo y Previsión Social, Rodrigo Díaz Cordaro, Directora regional del ISL, Claudia Valdés Vásquez, jefe de la Inspección Provincial del Trabajo, Luis Godoy Mardones y el profesional de la Unidad de Salud Ocupacional de la Seremi de Salud, Carlos Arteaga.

Quienes trabajan expuestos al sol, por ejemplo, ven restringidas sus funciones, capacidades físicas y también su productividad laboral.

 

Ante la ola de calor que se vive en el país, el Seremi de Trabajo y Previsión Social, Rodrigo Díaz Cordaro, valoró la información entregada por el ISL y los elementos de protección, «Esta capacitación que ha realizado el equipo del Instituto de Seguridad Laboral, ISL, de la Región de Aysén a las y los trabajadores a honorarios de áreas verdes de la  Municipalidad de Aysén, ha sido muy buena porque ellos se han podido informar de todos los elementos de seguridad que deben tener justamente en días como hoy donde tenemos una luminosidad importante, una radiación UV que nos puede afectar a la piel,. Es importante para nosotros como Gobierno, como Ministerio de Trabajo y Previsión Social que nuestros trabajadores y trabajadoras estén cubiertos, con todos los elementos de seguridad y ellos puedan disponer de ello, de acuerdo a las condiciones de su trabajo. Así es que la verdad ha sido muy provechoso, nos acompañó la Dirección del Trabajo, representante de la Seremi de Salud, así es que en conjunto, como Gobierno estamos trabajando por la región».

 

Las investigaciones demuestran que la productividad laboral disminuye cuando la temperatura ambiental supera los 24 a 26 grados Celsius. Al alcanzar los 33 ó 34 grados Celsius, con una intensidad de trabajo moderada, las y los trabajadores pierden un 50% de su capacidad.

 

Al respecto, la Directora regional del ISL, Claudia Valdés, reforzó las principales medidas de protección, «Como Instituto de Seguridad Laboral estamos muy contentos de haber ejecutado una capacitación con la intención de hacer discusión, entregar materiales de protección a los trabajadores a honorarios de la Municipalidad de Aysén, principalmente a los trabajadores que están en áreas verdes que son quienes tienen mayor exposición a las altas temperaturas y a la radiación UV. Estamos en una campaña nacional, donde las medidas son principalmente el uso permanente de los elementos de protección como, por ejemplo, el protector para casco, los gorros legionarios, el uso frecuente de protector solar, el uso también de protector para los labios además de la permanente hidratación. Muy contentos por estar reforzando las materias preventivas en relación a la salud y seguridad de los trabajadores y trabajadoras de la Región de Aysén»

 

Una de las trabajadoras de Puerto Aysén que participó de la actividad, fue Sebastí Parancán Mansilla, «Siempre son buenas las capacitaciones para las personas que trabajamos en distintos puntos de la comuna para ir aprendiendo cada día, cómo protegerse como trabajadora, los implementos que tenemos que tener, así es que me gustó, fue buena».

 

En Chile existen diversos rubros que emplean a una gran cantidad de trabajadoras y trabajadores permanentes por periodos o de forma estacional, quienes deben realizar sus funciones a la intemperie, al aire libre o lugares de trabajo (abiertos o cerrados) donde existen fuentes de calor radiante o la infraestructura no aísla suficientemente del calor externo, lo que supone exposiciones a temperaturas extremas. Los profesionales del ISL afirman que quienes más sufren en este período, «por regla general, desarrollan actividades de la agricultura, bienes y servicios medioambientales (gestión de recursos naturales), la construcción, la recolección de residuos, los trabajos de reparación de urgencia, el transporte, el turismo y los deportes».

 

No obstante, también se incluyen los obreros que trabajan en el interior de fábricas y talleres, debido a que corren riesgos si los niveles de temperatura no se regulan adecuadamente, y a quienes se desempeñan en oficinas, pues «los niveles de temperatura elevada inducen fatiga psíquica, que puede resultar difícil incluso al momento de realizar tareas simples de oficina o de escritorio», especificaron.

 

La exposición no controlada en zonas de altas temperaturas a extremas puede producir, entre otros síntomas: insolación, sarpullido, edema por calor, desmayo o síncope, calambres, agotamiento o un golpe de calor; situaciones en las que algunos pueden requerir atención hospitalaria urgente o incluso pueden provocar la muerte.

 

Recomendaciones

Para prevenir la generación de enfermedades asociadas a la exposición a temperaturas extremas, tanto el Seremi de Trabajo y Previsión Social y la directora del ISL realizaron un llamado a las y los empleadores a preocuparse que sus trabajadores sigan las siguientes medidas:

●        Beber agua potable fresca frecuentemente, aunque no tenga sed.

●        Evitar exposiciones innecesarias en horarios con altas temperaturas, por lo que deberá utilizar sombras o mantenerse bajo techo.

●        Realizar comidas livianas, como frutas y verduras; y no abusar de la sal.

●        Adherir a las pausas o periodos de recuperación establecidos por el empleador.

●        Si presenta uno o más de los signos o síntomas por efectos del calor debe cesar su actividad, descansar en un lugar fresco y notificar a su supervisión o en su defecto, a quien pueda asistirlo de forma inmediata.

●        Ducharse y refrescarse al finalizar la jornada de trabajo.

●        Informarse de los riesgos existentes y de las medidas que se deben adoptar. Además, siempre debe considerar las alertas de la Dirección Meteorológica de Chile o del Servicio Nacional de Prevención y Respuesta Ante Desastres, en cuanto a altas temperaturas, que deberán extremar los anuncios de los cuidados y la implementación de medidas tendientes a controlar el riesgo.

●        Aplicar protector solar diariamente y reaplicar cada dos horas, además utilizar todos los elementos de protección personal que le sean proporcionados para la protección frente a las altas temperaturas.

●        Participar activamente de todas las actividades de entrenamiento por parte del empleador.

En el sitio web www.isl.gob.cl/verano los interesados podrán encontrar estás y otras medidas importantes ante el calor y exposición a rayos UV.

Deja un comentario