SEC Aysén entrega consejos a las familias para una calefacción segura en sus hogares

  • El organismo fiscalizador entregó varias recomendaciones de autocuidado para evitar situaciones de riesgo y también, debido a la llegada del frío en la región, llamó a adquirir artefactos eléctricos, a gas o a parafina en los comercios establecidos y con SELLO SEC a la vista.


Con la finalidad de prevenir accidentes o situaciones de riesgo durante esta época fría del año, la Dirección Regional Aysén de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, entregó una serie de recomendaciones para que las familias cuenten con una calefacción segura, especialmente al utilizar las estufas, tanto eléctricas como las que operan con gas y parafina.

En ese contexto, el organismo fiscalizador aconsejó a las familias, que desean adquirir un artefacto nuevo, comprar en el comercio establecido y fijarse que tenga el SELLO SEC, distintivo que acredita que ha sido sometido a pruebas para un uso seguro. Y, en el caso de ya contar con una estufa o calefactor, es importante realizar una mantención con un Instalador Autorizado por la SEC o el servicio técnico respectivo de cada marca.

Hugo Ardiles, Director Regional de SEC Aysén, explicó que “durante esta época del año, cuando ya llegó el frío a la región, aumenta el uso de artefactos de calefacción en los hogares. Por este motivo, es importante que la ciudadanía adopte medidas de autocuidado para minimizar situaciones de peligro como incendios, explosiones por acumulación de gas o episodios donde se constata la presencia de monóxido de carbono, cuya inhalación puede derivar en consecuencias fatales”.

La autoridad regional agregó que “las estufas no deben estar cerca de cortinas, sillones u otras fuentes que puedan incendiarse fácilmente. Tampoco se debe utilizar una estufa para secar ropa ni ubicarse en baños u otros espacios cerrados. Además, si se requiere conectar una estufa eléctrica a un alargador –o “zapatilla”–, no debe sobrecargarse y éste también debe contar con SELLO SEC”.

Respecto al uso de estufas a parafina y a gas, SEC Aysén recomienda mantener una correcta ventilación de los espacios, para así disminuir situaciones de potencial riesgo asociados al monóxido de carbono.

Asimismo, en el caso de las estufas a parafina de encendido manual, deben ser prendidas y apagadas fuera de las casas, salvo que cuenten con un sistema automático, lo que debe ser indicado por el fabricante en el manual de usuario. También, al momento de cargar combustible, se debe hacer de forma lenta para evitar salpicaduras, proceso que no se debe ejecutar mientras el artefacto esté en uso.

Por otra parte, es importante recordar que, si durante su funcionamiento, la estufa a gas presenta fallas, se apaga o la llama es intermitente, no debe utilizarse, y se recomienda, además, no poner el cilindro de gas en posición horizontal. En caso de percibir olor a gas en el ambiente, se debe suspender inmediatamente el uso del artefacto y ventilar los espacios.

Finalmente, la invitación es a seguir la cuenta oficial de la SEC en Instagram (@sec_chile), donde la ciudadanía podrá acceder a información útil y consejos de seguridad para el uso de los energéticos, la que se suma a nuestros perfiles disponibles en Twitter (@SEC_cl) y Facebook, como Superintendencia SEC.

Deja un comentario