Senadora Órdenes logra reunir a ministro de Educación y directora nacional de JUNAEB con tutoras del Programa de Residencias Familiares

La parlamentaria sostuvo que “esta es una carta de navegación para seguir avanzando en temas de reajuste automático”.

Durante la visita del ministro de Educación, Nicolás Cataldo, a la región de Aysén,
la senadora Ximena Órdenes propició una reunión que las tutoras del Programa de
Residencias Familiares esperaban con ansías. En la cita se reunieron tutoras
representantes de diversas localidades, junto con las tutoras de la Municipalidad de
Coyhaique, quienes han trabajado con la senadora Órdenes el aumento de la asignación
que reciben por estudiante, monto que no ha aumentado en más de diez años. De la
reunión también participaron la directora nacional de JUNAEB, Camila Rubio, el delegado
presidencial, Rodrigo Araya y la seremi de Educación, Isabel Garrido, entre otras
autoridades.

“Agradecer esta reunión a la senadora. Esta no es la primera reunión, ya
habíamos tenido conversaciones. Son 10 años estancados, había que hacer algo y hoy
pudimos dar un primer paso, que fue la actualización”, sostuvo la directora nacional de
JUNAEB, Camila Rubio, recalcando la intención de seguir trabajando en conjunto con las
diversas agrupaciones de tutoras de la región. Respecto a cuándo se materializará la
actualización, la cabeza nacional de JUNAEB señaló que esta “empieza a regir desde el
2024, desde el 24 de marzo, cuando comienza a funcionar el programa de residencias
familiares”.

“La conversación no solo se dio en estas materias, sino también en otros puntos,
temas que hay que conversar, como algunos apoyos a ciertos establecimientos. Por eso
estas instancias de dialogo son importantes, no solo tienen que ver con el aporte
monetario, sino con toda la gestión y el valor que entregan las familias tutoras”, concluyó
Rubio, asegurando que “para nosotros, como JUNAEB, es un programa muy importante
porque genera oportunidades para aquellos estudiantes que viven donde no tienen oferta
educativa” y recalcando que “tenemos harto que hacer y estas instancias de dialogo son
fundamentales”.

“Este programa es muy importante porque atiende a los estudiantes que vienen de
distintos lugares, lejanos de las escuelas, acogiéndoles y cuidándoles durante el año
escolar. Esta es una tarea fundamental, sin la cual no podría ocurrir el derecho a la
educación. El valor que se paga por estudiante en la región de Aysén ha estado
congelado en los últimos diez años y hemos dado la primera señal de descongelamiento,
aumentado a diez mil pesos el valor por estudiante. Esto es muy importante, a pesar de
que todavía nos queda mucho trecho por seguir caminando”, agregó la cabeza del
Ministerio de Educación, Nicolás Cataldo.

“Acá lo he que hemos comprometido y que es el objetivo que hemos trazado con
la senadora, es hacer un camino que nos permita continuar mejorando lo que se paga por
estudiante, porque creemos que es importante garantizar el derecho a la educación, en
las mejores condiciones y con dignidad, pero también buscar otros mecanismos
alternativos para que no tengamos que estar permanentemente, cada diez, cinco o veinte
años, discutiendo cómo se reajusta”, señaló Cataldo, asegurando que para el gobierno es
un compromiso. “Esto es parte de la agenda con la que nos comprometemos como
Ministerio de Educación y que sabemos que vamos a poder trabajar junto a la
organización de las tutoras y también con la senadora, que está muy comprometida con
esta tarea en la región de Aysén”, concluyó el ministro, Nicolás Cataldo, aludiendo a la
senadora Órdenes.

Por su parte, la senadora valoró la reunión junto a las autoridades del Ministerio de
Educación con las tutoras de Programa de Residencias Familiares, enfatizando que estas
cumplen un rol sumamente importante en la región. “Como ustedes saben, muchos
estudiantes de la región de Aysén deben trasladarse, sobre todo aquellos de localidades
más aisladas, para continuar con sus estudios de enseñanza media y superior. En esto
las tutoras cumplen un rol fundamental, en tanto son una familia de acogida, actúan como
apoderados y terminan siendo un espacio muy importante para los niños y sus familias de
origen”, señaló la parlamentaria.

“Lo que queríamos hacer es reajustar el aporte mensual, que no había sido
reajustado en más de una década y eso es lo que hoy ocurrió, en un equivalente con el
sector público”, aclaró Órdenes, asumiendo que, “si bien, esto no cumple con las
expectativas que tienen las tutoras y sus familias, abre una ruta y una carta de
navegación para seguir avanzando en temas de reajuste automático, donde esta
asignación deberá ser calculada a través de UF o UTM. Esto es algo que se tiene que
definir, pero es parte de nuestra carta de navegación. Por otro lado, también, dar señales
claras de que vamos a seguir trabajando en temas que pueden ser de carácter local,
como qué pasa con algunos subsidios que impiden que alumnos puedan trasladarse a
sus ciudades. Estamos en esto y quiero valorar lo ocurrido, porque después de 10 años
no había existido ningún tipo de reajuste al aporte mensual de este programa”, recalcó la
senadora por la región de Aysén, recalcando que este es solo un primer logro, pero que
abre un camino para seguir trabajando.

Magda Monsalve, representante del grupo de tutoras pertenecientes a la
Municipalidad de Coyhaique, grupo que sostuvo varias instancias de trabajo junto con la
senadora Órdenes, fue enfática en agradecer las gestiones realizadas. “Quería dar las
gracias a nuestra senadora, Ximena Órdenes, que tan gentilmente nos acompañó en esta
lucha que estamos llevando, que va a ser larga, pero no por eso menos importante”,
señaló la representante. Del mismo modo, reconoció la importante visita de las
autoridades de la cartera de Educación, como también la de JUNAEB, agradeciéndoles
también en nombre de las tutoras asistentes “agradecer la venida del ministro de

Educación. Para nosotras fue muy importante escucharlo y saber que estaba él
acompañándonos en esta reunión de trabajo que tuvimos. Agradecer también a la
directora nacional de JUNAEB. Nosotras queríamos que conocieran nuestro trabajo y
nuestro petitorio, así que solamente agradecer, porque es la primera vez que las tutoras
estamos sentadas con un ministro o una directora, concluyó Monsalve.

La noticia de generar un reajuste basado en una unidad monetaria que permita, no
solo el incremento de la asignación, sino el que este sea acorde a la situación económica
del país a futuro, fue bien recibida por el grupo de tutoras. Este trabajo que partió como
una intención local, propia de la región de Aysén, proyecta una mejora efectiva para las
condiciones de las tutoras del Programa de Residencias Familiares, tanto para la región
de Aysén, como también a nivel país.

Deja un comentario