Senadora Ximena Ordenes llama dejar la indiferencia por la Unidad de Cardiología y priorizar de manera urgente un angiógrafo para la región de Aysén

Este equipamiento sumado al equipo de especialistas, permitirá atención oportuna a pacientes con problemas cardiovasculares, evitando así, un traslado, que muchas veces empeora más su condición y a la vez deja la dependencia de un avión ambulancia, considerando los altos costos que ello significa.


 

Las enfermedades cardiovasculares representan la principal causa de mortalidad en la población adulta en Chile. En ese sentido, la población de la región de Aysén no cuenta con acceso oportuno a diagnóstico y tratamiento avanzado en patologías cardiovasculares, debiendo salir de la región, considerando los altos costos que ello significa y el desarraigo familiar, donde los tiempos del tratamiento generalmente son extensos.

Es importante mencionar que los efectos del problema son, los elevados tiempos de espera en pacientes cardiovasculares, las complicaciones y reiteraciones de episódicos patológicos que generar deterioro progresivo en su calidad de vida y la mortalidad en espera de un tratamiento o diagnóstico avanzado.

Por ello la urgencia de contar con equipamiento de alta tecnología y que permitiría atender en la región estos graves y recurrentes problemas de salud, hablamos de un angiografo, el que, además, debe considerar un equipo de profesionales, ya que, hoy existen los especialistas, pero no el equipamiento. Esto es algo que la Senadora por Aysén Ximena Ordenes ha manifestado a nivel regional y con las más altas autoridades del país.

 

La Parlamentaria señaló que, “estamos en el peor de los mundos para enfrentar las enfermedades cardiovasculares de la región, hace un año y medio teníamos los presupuestos, el Decreto del Ministerio de Hacienda y dos cardiólogos, y hoy día nos vamos a quedar sin nada, porque ha existido una permanente indiferencia desde el sector salud para comprar un angiógrafo, para diagnosticar y tratar las enfermedades cardiovasculares, produciendo un gasto enorme en traslado de pacientes que llegan con secuelas y sin tratamiento oportuno”.

En la actualidad para abordar urgencias de enfermedades cardiovasculares se utiliza un avión ambulancia, que por lo demás, no está totalmente habilitado para aquello, sino más bien es un medio comercial que se utiliza para traslados aeromédicos. También el avión ambulancia tienen no solo costos económicos, sino que las personas llegan con secuelas productos del tardío tratamiento, por eso es una ilusión de mejora. Si se evalúan los costos de traslados por cada paciente y acompañante, más el alojamiento en región destino, son en promedio más seis millones de pesos solo en el avión ambulancia, que realiza al menos 25 traslados anuales de pacientes fuera de la región.

La Unidad de Hemodinámia tendría un costo aproximando de cerca de cuatro mil millones, recursos que fueron comprometidos en el año 2021 por la Directora de Presupuesto Cristina Torres Delgado quien informó al Subsecretario de Redes Asistenciales la priorización para la unidad de hemodinámia para la región de Aysén, situación que aún no se materializa.

 

Deja un comentario