Senadores Sandoval y Órdenes valoran “conducta decidida” de la Superintendencia de Educación para abordar crisis de la Universidad de Aysén

Parlamentarios se reunieron en los últimos días con Superintendente José Miguel Salazar, quien junto al Subsecretario de Educación Superior, Víctor Orellana, expusieron en la comisión de Zonas Extremas del Senado acerca del estado actual de dicha casa de estudios superiores


Los senadores David Sandoval y Ximena Órdenes, valoraron la “conducta decidida” de la Superintendencia de Educación Superior (SES) para abordar la crisis de la Universidad de Aysén, la cual analizaron en una reunión con el propio Superintendente José Miguel Salazar durante esta semana.

Al respecto, el senador Sandoval recalcó que en este proyecto universitario está centrado el futuro de muchos jóvenes de la región, que ven en esta alternativa la posibilidad de avanzar en sus proyectos de vida. “Por eso la trascendencia de la universidad”, señaló tras el encuentro.

En ese sentido, también destacó la proactividad de la SES “porque creemos que no podemos andar con cosas a medias tintas, sino que simplemente resolverlas”, reiterando su preocupación por la crisis integral en el ámbito financiero, administrativo y académico de la UAysén.

Además, lamentó lo que pasa al interior de la institución en materia de personal, pues indicó que se trata de “gente que creyó, sin duda, pero que se encontraron bajo una gestión absolutamente inadecuada”.

Con todo, Sandoval dijo no tener dudas de que se van a revertir la situación. “Confiamos en los criterios del superintendente para llevar adelante este proceso de cambio y de reestructuración integral del proyecto de la universidad de Aysén”, subrayó.

Cabe señalar que el Superintendente Salazar también expuso el escenario actual que enfrenta la institución en Aysén en la comisión de Zonas Extremas del Senado, instancia en la que además participó el Subsecretario de Educación Superior, Víctor Orellana.

En tanto, la senadora Órdenes, dijo que a pesar del déficit financiero estructural, que es la situación que explica la crisis actual “y que nos hace preguntarnos sobre la sostenibilidad futura de este proyecto”, las conclusiones tras las reuniones es que “a pesar de eso, el proyecto continúa”.

Por lo mismo, la parlamentaria resaltó las medidas que se han tomado, entre ellas, definir a la Universidad de Tarapacá como nueva universidad, además del monitoreo y acompañamiento de la superintendencia de educación. “Esperamos que esta crisis se transforme en una nueva oportunidad”, recalcó.

“Este es un proyecto muy sentido para ayseninos y ayseninas”, agregó Órdenes, lamentando que los cinco años iniciales no hayan dado los resultados que se esperaban como sí pasó en la Universidad de O´Higgins. “Ahora es un tiempo nuevo; hay que mirar a futuro y espero además que se adopten nuevas medidas para fortalecer el proyecto”, concluyó.

Proyecto de Acuerdo

En ese contexto, en los últimos días fue presentado un proyecto de acuerdo, firmado y apoyado transversalmente por 33 senadores, el cual aborda la crisis de la casa de estudios en Aysén y que en su parte principal manifiesta “la preocupación en torno a la grave crisis financiera, de imagen y educacional que vive” la universidad, haciendo hincapié en el futuro de los cerca de 700 estudiantes que cursan sus estudios superiores en la institución, así como la incertidumbre para muchos futuros estudiantes.

Además, en el documento se proponen otras tres acciones: instruir al Ministro de Educación para que en conjunto con las demás autoridades competentes, diseñe un mecanismo para garantizar la continuidad de los servicios educativos de la Universidad de Aysén; promover las acciones administrativas y judiciales a objeto de hacer efectivas las responsabilidades resultantes de la mala gestión y; fomentar la realización de actividades de asesoramiento y apoyo técnico y educacional, con el objeto de cooperar mediante acciones urgentes y necesarias, en el adecuado funcionamiento de la Universidad.

Deja un comentario