Greenpeace denuncia concesión ilegal de empresa salmonera en la bahía de Puyuhuapi

  • La empresa tiene una concesión de 6,5 hectáreas en plena bahía de la Región de Aysén, algo que, según la ONG, caducó en el 2013.
  • Esta denuncia fue entregada a la Subpesca y la Subsecretaría de FF.AA.

     

    Greenpeace, junto a la comunidad de Puyuhuapi, interpusieron una nueva acción judicial por caducidad contra la empresa Salmones de Chile, para que ésta se retire de la zona en la comuna de Cisnes, Región de Aysén.

    La empresa tiene una concesión de 6,5 hectáreas en plena bahía de Puyuhuapi -parte de la Patagonia chilena- para la producción de salmonesque fue entregada en 1998 y desde el 2013 que no tiene ningún tipo de operación según los registros, lo que para la ONG debiera establecerse como caducada.

    Silvana Espinosa, vocera de Greenpeace, aseguró que «actualmente existen las condiciones para caducar esta concesión, por lo que le exigimos a las instituciones pertinentes -Subpesca y la Subsecretaría de Fuerzas Armadas- cumplir con su deber y caduquen de inmediato esta concesiónes por esto que hicimos entrega de todos los argumentos legales«.

    Agregó que «por un tema legal en sus operaciones, sostenemos que este proyecto no puede continuaresta empresa ha burlado la ley para mantener viva su concesión, ya que lleva una década sin operar, cuando la ley establece 2 años como máximo y eludiendo además al Sistema de Evaluación Ambiental«.

    Luisa Ludwig Winkler, integrante del movimiento «Puyuhuapi Sin Salmoneras«, indicó que «llevamos décadas luchando para sacar a las salmoneras de la bahía, debido a los impactos al ecosistema marino y a la economía local. Nuestros habitantes temen por la contaminación y reclaman por la falta de regulación en esta industria. Cuando se instalaron nos sentimos invadidosvulnerados y nos organizamos. Continuaremos por la vía judicial intentando evitar la permanencia de esta salmonera en el lugar«.

    Esta denuncia fue entregada a la Subpesca y la Subsecretaría de FF.AA.

    Fuente: cooperativa.cl

Deja un comentario