Marcel logró cerrar las finanzas públicas del 2022 con el primer superávit en una década

  • Alcanzó el 1,1% del PIB, casi tres billones de pesos, gracias a una gestión que Hacienda destacó como «el mayor esfuerzo histórico de consolidación fiscal en el país».
  • El economista Arturo Frei interpretó que el resultado es «coyuntural, no podemos considerarlo sostenible en el tiempo», aunque «no deja de ser una buena noticia».

    El ministro de Hacienda, Mario Marcel, reportó que el 2022 fue el primer año una década que el país logró cerrar con superávit respecto a la ejecución del Presupuesto, fruto de un considerable ajuste en el gasto y el aumento de los ingresos.

    De acuerdo con el balance, el año pasado el país logró un balance positivo del 1,1 por ciento del Producto Interno Bruto, porcentaje que equivale a 2 billones 959 mil 383 millones de pesos y representa el primer superávit desde el 2012.

    La cartera explicó que, «tras el fuerte desembolso realizado los años 2020 y 2021, con un alza del gasto total de 11 y 33,3 por ciento», años marcados por la crisis producto de la pandemia de coronavirus, en el 2022 se ajustó a la baja, alcanzando una caída de 23,1 por ciento real, «lo que se convierte en el mayor esfuerzo histórico de consolidación fiscal en el país».

    A ello se sumó que los ingresos fiscales registraron un aumento de 6,3 por ciento real.

    La cifra ha sido celebrada en redes sociales, donde, incluso mediante memes, se ha destacado la figura del ministro Marcel en la gestión de las finanzas públicas.

     

    Para el analista Arturo Frei, gerente general de Renta4, «si bien no deja de ser una buena noticia, tampoco podemos desconocer que tiene mucho que ver con el alza en los commodities, el cobre y el litio, y en ese sentido no podemos considerar esto como algo sostenible en el tiempo, sino como algo coyuntural«.

    «Es cierto que los números también son muy importantes y en este caso podrían fomentar algo la inversión extranjera, que siempre se fija en las cuentas fiscales y ahorros de los países. Pero también van a ver por qué han mejorado las cuentas fiscales y se van a dar cuenta de que tiene que ver con motivos excepcionales y estacionales», sostuvo el economista.

    MARCEL ES REALISTA: DEBEMOS FIJAR METAS ALCANZABLES

    Marcel igualmente fue realista al comentar el superávit del 2022 y la expectativa para el año en curso.

    «Si en 2022 tuvimos una serie de factores que nos permitieron mejorar por una vez los ingresos fiscales, tenemos que ser realistas respecto de 2023. Una vez que desaparecen esos efectos, tenemos que fijar metas fiscales que sean alcanzables. Ya teníamos definida una trayectoria año a año, desde abril del año pasado, cuya trayectoria para 2023 mejora, aunque no signifique un cambio de signo a cifras de superávit fiscal», expuso.

    De todos modos, aunque «tenemos que ser responsables en relación con qué es lo que es posible alcanzar y lo que no», el jefe de la billetera fiscal aseguró que el 2023 «va a ser de todas maneras un año de consolidación fiscal en el sentido de que, después de los grandes desequilibrios que tuvimos en 2020 y 2021, vamos a tener durante todos estos años una trayectoria que va a ir convergiendo a un balance cercano a cero al final de este período presidencial«.

    Hacienda informó también que la deuda bruta cerró el 2022 en un 37,3 por ciento del PIB estimado para el año, lo que da cuenta «del proceso de consolidación del gasto y de normalización de la trayectoria de la deuda pública» que impulsa el Gobierno de Gabriel Boric.

    Fuente: cooperativa.cl

Deja un comentario