Ministerio del Medio Ambiente anuncia proyectos ganadores del Fondo de Protección Ambiental en la región de Aysén

Se adjudicaron 8 iniciativas ambientales que impactarán a las comunidades de Coyhaique, Caleta Andrade, Puerto Ibáñez y Puerto Aysén.

Desde el Ministerio de Medio Ambiente anunciaron los proyectos ganadores del Fondo de Protección Ambiental FPA 2024, instrumento creado para financiar soluciones ambientales con componentes educativos y de promoción, propuestos por la misma ciudadanía para transformas y sensibilizar su entorno.

“En la región de Aysén contamos con un alto interés por parte de la comunidad para participar de estos fondos, cada año acompañamos a organizaciones, clubes, juntas de vecinos y centros de padres, en el desarrollo de iniciativas sustentables que tienen su origen en la ciudanía y cuyo beneficio es también para sus comunidades y no solo eso, sino que además educan al entorno inmediato, a sus redes y se convierten en gestores ambientales y agentes de cambio”, recalcó el profesional encargado del FPA de la Seremi del Medio Ambiente, Juan Luis Rios.

Para la versión 2024 del fondo las organizaciones de la región de Aysén podían presentar sus iniciativas a 3 concursos: Proyectos Sustentables Ciudadanos, dirigido a personas jurídicas, de derecho privado, sin fines de lucro; Proyectos Sustentables en Establecimientos Educacionales, destinado a centros de padres y apoderados; y la tercera línea corresponde a Proyectos Sustentables para Pueblos Indígenas, dirigido a asociaciones y comunidades indígenas del registro CONADI. Todos en proyectos relacionados con ecotécnicas hídricas; cambio climático y descontaminación ambiental; economía circular y gestión de residuos; valoración y conservación de la biodiversidad y; eficiencia hídrica y energética.

Para la región de Aysén, fueron 8 las iniciativas seleccionadas y que apostarán por soluciones ambientales con mirada local en cuatro comunas. En la línea Proyectos Sustentables en Establecimientos Educacionales, han adjudicado sus iniciativas los centros generales de padres y apoderados de Escuela Carlos Condell de Caleta Andrade, con el proyecto “Senderos educativos: Un recorrido por las áreas verdes de mi escuela” que tiene como principal objetivo la creación de un sendero interpretativo;  de la Escuela Aysén de Puerto Aysén, con el proyecto “ Semillas de cambio educación ambiental en Economía Circular y Gestión de Residuos”, con el que buscarán capacitación, construirán un invernadero, implementarán estaciones de compostaje y vermicompostaje y realizarán una serie de actividades artísticas de sensibilización para la comunidad; de Escuela Aonikenk de Puerto Ingeniero Ibáñez, con la iniciativa “Aonikenk recicla: Cuidando nuestra casa común” con el que instalarán 2 puntos verdes para la separación de: Papel y cartón, latas de aluminio, orgánico y plásticos además de una compostera; de la escuela El Camino de Coyhaique con el proyecto “Nuestro punto verde” que implementará un punto de reciclaje para promover la conciencia ambiental en la comunidad educativa; del Liceo técnico profesional Ricardo Navarrete Barría con el proyecto “Invierno Verde”, consistente en la construcción e instalación de invernadero educativo para aprender sobre soberanía alimentaria, reciclaje de desechos orgánicos, lombricultura y compostaje; y finalmente  el centro de familias del colegio Pequeños Exploradores de Coyhaique, quienes apostarán por paneles fotovoltaicos en sus establecimiento educacional.

En la línea Proyectos Sustentables Ciudadanos, los ganadores fueron el Comité de Desarrollo Productivo Villa Cerro Divisadero de Coyhaique, con la iniciativa “Huerto Terapéutico Comunitario Villa Cerro Divisadero”, que tiene por objetivo promover la producción sustentable de plantas medicinales y hortalizas, el cuidado del medio ambiente, la entrega de plantas medicinales y alimentos frescos y saludables a los miembros de la comunidad, y a realización de talleres de sensibilización; En Raúl Marín Balmaceda fue la  Asociación gremial de turismo y comercio de Puerto Raúl Marín Balmaceda quienes adjudicaron el proyecto “Mejoramiento y habilitación Sendero Los Arrayanes”.

La educación ambiental es un proceso permanente que compromete a toda la comunidad, para conocer, valorar y aprender a convivir de manera respetuosa y solidaria con los distintos ecosistemas en que estamos insertos. En esta línea, los proyectos del Fondo de Protección Ambiental se soportan en un pilar central, que es la Educación Ambiental con las comunidades donde se emplazan. Son una instancia de sensibilización y aprendizaje sobre diversos temas ambientales, y donde se ven beneficiadas organizaciones vecinales, establecimientos educacionales y otras emplazadas en el territorio.

Los resultados del Concurso del FPA 2024 dieron cuenta del financiamiento 136 proyectos a nivel país, considerando una entrega de recursos del orden de 816 millones de pesos, lo que implica un aumento de un 11% en total de proyectos financiados, manteniendo además el monto considerado por proyecto que en 2023 pasó de los 4,5 millones, a 6 millones de pesos para cada iniciativa.

En la región de Aysén aún se encuentran en proceso de cierre las iniciativas 2023 que han dado cuenta de procesos exitosos como la recuperación del sector Quebrada la Cruz, la creación del Centro comunitario apícola en Valle Simpson, la tercera versión de la iniciativa “Lombricando Vamos Avanzando”; el bosque nativo del jardín infantil El Paraíso, de Puerto Guadal; y “Upcycling textil” del Colegio Santa Teresa de los Andes de Puerto Aysén, ente otros; confirmando una vez más el sentido del FPA como una herramienta de desarrollo ambiental que permite dar el punta pie inicial para que la comunidad organizada concrete iniciativas con pertinencia local que impacten a las comunidades donde están insertas y se sostengan en el tiempo.

Deja un comentario