Patricia Carrasco y Enrique Urra se disputarán la rectoría de la Universidad de Aysén

  • En medio de los cuestionamientos por la crisis económica que enfrenta la estatal, la actual rectora Natacha Pino, decidió no repostular.
  • «Lo que nos mueve es el compromiso con la región, con esta demanda social histórica, con la educación superior», afirmó la académica.

    El primero de septiembre próximo asumirá oficialmente sus funciones el nuevo rector o rectora de la Universidad de Aysén y este viernes se oficializaron las candidaturas para el proceso eleccionario, se trata de Patricia Carrasco –Jefe de la carrera de Trabajo Social- y del encargado de Aseguramiento de la Calidad de la casa de estudios, Enrique Urra.

    Si bien las candidaturas serán ratificadas el próximo 14 de julio, ambos presentaron sus postulaciones con el respaldo del cuerpo docente, Carrasco con diez y Urra con ocho, esto a pesar de que en total son 59 los académicos que el 21 de julio próximo emitirán su sufragio.

    La primera en presentar sus credenciales fue Patricia Carrasco, quien 24 horas antes del cierre de postulaciones manifestó su intención de optar a la rectoría, a pesar de los tiempos complejos que enfrenta la estatal.

    «Lo que nos mueve como académicos y académicas a presentar esta candidatura es justamente el compromiso con la región, con esta demanda social histórica, con la educación superior. Y lo que buscamos es poder avanzar y consolidar este proyecto», indicó Carrasco.

    La candidatura de Urra, que se ha planteado como de continuidad a la de la actual administración, tiene por motivación avanzar en la construcción del proyecto universitario, que comenzó el año 2015 y que hasta la fecha ha tenido solo rectoras mujeres: Roxana Pey, María Teresa Marshall y en la actualidad Natacha Pino.

    «Este es un desafío fundamental para la universidad. Todos los escenarios que tenemos que abordar y para mí, de alguna manera, este proyecto es clave. Entonces, mi interés por postular a la rectoría es justamente poder seguir aportando en cómo se ha desarrollado hasta ahora», indicó el académico.

    Quien asuma el liderazgo de la casa de estudios superiores tendrá grandes desafíos, entre ellos lograr mejorar la acreditación que hoy está en el nivel básico con tres años de acuerdo a la evaluación realizada por la Comisión Nacional de Acreditación –CNA-, lograr dejar atrás el uso de espacios diferencias y construir el edificio fundacional en el terreno emplazado en el sector alto de la ciudad de Coyhaique y conseguir superar el déficit económico que incluso, actualmente, tiene en riesgo el pago de remuneraciones a funcionarios y docentes.

    Fuente: cooperativa.cl

Deja un comentario