Seremi de Minería Aysén destaca promulgación de Ley de Royalty Minero

  • La Región de Aysén recibirá cerca de $11 mil millones y serán distribuidos en las 10 comunas.

La iniciativa impulsada por el Gobierno de Chile y apoyada transversalmente por la mayoría de los sectores políticos ya es un hecho y su principal objetivo es utilizar los recursos de la gran minería para potenciar las regiones y comunas más vulnerables.

 

El Royalty Minero busca aumentar la carga tributaria de aquellas compañías mineras que se dedican a la explotación de cobre, cuyas ganancias provengan en más de un 50% de la explotación de estos recursos. A juicio del Secretario Regional Ministerial de Minería, Hans Zimmermann, este anuncio “constituye una verdadera compensación que pagan las compañías mineras al Estado Chileno por la explotación de estos recursos que no son renovables y que se encuentran en el subsuelo.”

 

Además, el Seremi de Minería, destacó que “esta nueva estructura impositiva que es el Royalty Minero, empezará a regir desde el año 2024 y pretende recaudar en régimen, al menos un 0.45% del PIB nacional. Del total recaudado, $450 millones de dólares irán en beneficio de las regiones para darle mayor dinamismo a la economía a través de la inversión pública.”

 

Para la Región de Aysén se asignarán aproximadamente $11 mil millones, los cuales serán distribuidos en las 10 comunas, desde La Junta hasta Villa O’Higgins, aportando de esta manera, a la descentralización fiscal y equidad territorial, así lo detalló el jefe de la cartera en Aysén:

“Esta ley contempla la creación de tres fondos, un fondo en beneficio de las comunas mineras donde existe presencia de la minería del cobre, un fondo para la equidad territorial y un fondo para el desarrollo regional. Particularmente la Región de Aysén se beneficiaría con la creación de estos últimos dos fondos, porque cada una de las 10 comunas recibirá nuevos aportes a través Fondo Común Municipal; sólo por dar algunos ejemplos, la comuna de Coyhaique recibiría aportes aproximados a los $410 millones, la comuna de Aysén aportes cercanos a los $350 millones, la comuna de O’Higgins $250 millones. A su vez, a través de la creación del Fondo para la productividad y el desarrollo, anclado en el Gobierno Regional, estos recursos permitirán poder generar inversión regional, generar empleo y así darle dinamismo a la economía local.”

Asimismo, Zimmermann enfatizó en la importancia de la cohesión política para votar esta ley, abogando por el desarrollo de las regiones, “alcanzar esta ley fue posible luego de una larga tramitación en el Congreso y gracias al acuerdo y a las voluntades de Parlamentarios de oposición, como del oficialismo, quienes pusieron en el centro de la discusión las necesidades de Chile y de sus territorios. Hoy día vemos como este importante avance, en términos tributarios, permitirá ir en beneficio y aumentar la recaudación fiscal en ayuda de cada uno de los territorios y comunas más postergadas de nuestro país.”

Finalmente, el Seremi hizo énfasis en poder avanzar en mejorar las condiciones de vida de los chilenos y chilenas, apostando al trabajo conjunto de Parlamentarios y Parlamentarias, “esperamos que el espíritu de diálogo y colaboración que permitió avanzar en esta importante ley, también se replique para poder tener por fin un nuevo pacto fiscal que permita aumentar la carga tributaria de las personas que tienen mayores ingresos en el país.”

 

Deja un comentario