Caso Oscarito: Familia pone su esperanza en próximo fallo de la justicia

Tras el sumario en el Hospital de Coyhaique que responsabilizó de la muerte del menor de malas prácticas y negligencias médicas, los profesionales involucrados siguen en la atención de Salud.


A 5 años y medio de ocurrida la muerte de Oscarito Real Fernández, en octubre de 2017, su familia está expectante ante el fallo que dará a conocer el Primer Juzgado de Letras de Coyhaique sobre los responsables de las negligencias que le costaron la vida al bebé de 2 meses y 17 dias en el Hospital Regional.

“Se han cumplido todos los plazos” dice Oscar Real Leal, padre de Oscarito. Y agrega que “en su momento se realizó una investigación sumaria, que derivó a un sumario administrativo, esto indicó la culpabilidad de los doctores tratantes de nuestro hijo, los cuales fueron sancionados, pero no como nosotros esperamos como familia”.

Y es que el sumario interno del Servicio de Salud Aysén, de 2017 –el cual la familia persiguió por más de 2 años para conocerlo, logrando recibirlo recién en marzo de 2020-, concluyó con la responsabilidad y sanciones para 4 médicos involucrados, dictándose la medida disciplinaria de destitución para los pediatras; Marco Antonio Reyes Mendoza y Leonardo Andrés Maggi Campos, éste último por 9 cargos, al ser el directo responsable de las demoras vitales para atender, resolver e incluso derivar oportunamente a Oscarito a un centro de mayor complejidad, fuera de la Región de Aysén. También el sumario sancionó a otras 2 médicas; Gissella Del Río Hernández y Carla Cárcamo Vidal, con la medida disciplinaria de Censura.
Sin embargo, pese a constatarse en la investigación interna que la atención y procedimientos fueron totalmente inadecuados para el bebé, quien fue llevado por sus padres al centro asistencial con un cuadro respiratorio agudo y diagnóstico de un metaneumovirus, el equipo médico se mantiene en labores en el centro hospitalario de la capital regional.

“Hoy en día estamos en una demanda civil donde el director del hospital, Jaime López, reconoció que los doctores se equivocaron, hubo malas prácticas por ende una negligencia médica y ahora lo que está faltando es simplemente el fallo del juez que está a cargo de este caso, el que ha tenido sus plazos y estos plazos ya se agotaron hace bastante tiempo, ya a mediados del mes de febrero de este año debió haber quedado listo y nosotros estamos a la espera de este fallo”, enfatizó Oscar Real.

 

INVIERNO Y ATENCIÓN CONFIABLE

 

Por su parte, Martina Fernández, madre de Oscarito, señaló que si bien nunca olvidarán a su hijo y la experiencia de perderlo en manos de especialistas de la salud, necesitan como familia cerrar el ciclo y sanar este episodio. Y por ello recordó que cada invierno reviven con más fuerza la situación del servicio de salud del hospital de Coyhaique y la confianza de llevar a sus hijos ante alguna afección respiratoria, y se apliquen los procedimientos correctos y comprometidos con la salud de los niños y niñas de la zona.

“Para nosotros ha sido una agonía desde el día uno, porque esto no nos permite a nosotros como familia cerrar el ciclo, el duelo. Nosotros nos mantenemos con el dolor, día a día, esperando a que se haga justicia y que podamos tener un precedente de que esto no puede seguir sucediendo”.

En el mismo sentido la madre de Oscarito reflexionó sobre la proximidad de la temporada invernal, “que implica más enfermedades respiratorias y seguimos con el mismo procedimiento que ha mantenido el hospital, sin una solución, sin una respuesta, la verdad es que no es solo buscar justicia para nosotros, sino que en realidad, como familia, igual queremos que esto no vuelva a suceder, queremos tener la tranquilidad de que podemos llevar a nuestros hijos, y sabiendo que los funcionarios en ese momento no cumplieron con su deber, aparte de que el hospital no tenía los medios como para poder realizar exámenes un fin de semana y todo eso, esperamos que eso cambie y no vuelva a pasarle a nadie más”.

Deja un comentario