El mundo mira hacia Chile: cómo la prensa internacional está cubriendo el plebiscito constituyente

Desde Argentina y Brasil hasta los Estados Unidos y Rusia, medios en todo el mundo están atentos a lo que está ocurriendo en Chile este domingo 4 de septiembre. El plebiscito constituyente definirá no sólo el futuro del país, sino que también podría marcar pauta para los procesos políticos que se viven en otros territorios.


 

Más allá de las fronteras chilenas, o incluso latinoamericanas, el plebiscito constituyente que se vota este domingo en el país suscita interés de los medios de prensa, que intentan explicar este histórico proceso.

Entre los países vecinos, en Perú el sitio web de RPP Noticias destaca que “de aprobarse, el texto sustituirá a la actual Constitución heredada de la dictadura (1973-1990). De rechazarse, seguirá vigente la actual Ley Fundamental, aunque el presidente Gabriel Boric ya anunció que convocará un nuevo proceso constituyente”.

Asimismo, publicó un artículo detallando cuales podrían ser las consecuencias de ganar cualquiera de las dos opciones.

El Comercio, por su parte, plantea los seis cambios más importantes que conllevaría la nueva Constitución.

Al otro lado de la cordillera, en Argentina el Clarín anticipa que se trata de “un texto con pocas chaces de aplicarse, aunque se apruebe”.

Por su parte, Infobae también augura un futuro incierto, afirmando que “la incertidumbre sobre la Constitución en Chile persistirá” y afirma que existe un ambiente de “desesperanza”.

En Brasil, dos de los medios más importantes, Folha de Sao Paulo y O Globo, dan sus visiones sobre cuales son los principales cambios propuesto por la nueva Constitución.

Además, en la portada de su versión impresa la ‘Folha’ destaca que el proceso constituyente pone a prueba las protestas que estallaron en 2019.

Desde Centroamérica, el Excelsior de México recalca que “la campaña ha evidenciado la división que aún persiste en la sociedad y, si se cumplen los sondeos, el borrador de la nueva Carta Magna será rechazado”.

Estados Unidos, Europa y Rusia

En tanto, en el “primer mundo”, el proceso está siendo observado por el New York Times, manifiesta que “los votantes de Chile podrían transformar a uno de los países más conservadores de América Latina en una de las sociedades con más inclinación de izquierda”.

“Tal vez sea la votación más importante en los 204 años de historia de esta nación sudamericana de 19 millones de habitantes”, recalca.

En el “viejo continente”, por otra parte, el sitio web de la radio pública británica BBC relata que “conforme fue trabajando la Convención y tras conocerse el texto propuesto se ha agudizado la división en el país que voto por una abrumadora mayoría por cambiar la Constitución de 1980, solución que nació como respuesta al estallido social de 2019”.

“El texto no generó el consenso esperado y, según las últimas encuestas, el ‘rechazo’ parece tener ventaja”, retrata.

El País de España dedica una portada con una amplia cobertura, incluyendo un artículo sobre el “perfil” del votante chileno que va por el ‘apruebo’ y por el ‘rechazo’.

Desde Alemania, nuestro medio asociado la Deutsche Welle da un vistazo a la cobertura mediática que dicho país ha dado al proceso, como el Spiegel el cual afirma que “si se aprueba (la nueva Constitución), sería una revolución que irradiaría más allá de las propias fronteras. Pero los adversarios conservadores atacan el proyecto con todas sus fuerzas”.

También cita a Neues Deutschland, el cual retrata un ambiente propicio para las ‘fake news’: “La campaña no podría ser más desigual. Mientras el bando derechista, con las arcas repletas, hace propaganda en las redes sociales, las radios, la prensa escrita y las calles, el bando de los partidarios depende casi exclusivamente de activistas voluntarios”.

El rotativo Suizo Neue Zürcher Zeitung, a su vez, publica un comentario en el que plantea que “The Economist califica la nueva Constitución de Chile como utopía. Y, en efecto, tiene algunos rasgos utópicos (…) Pero más importante que esas curiosidades, que en la práctica tendrían pocos efectos concretos, es el hecho de que recoge muchas de las demandas sociales de los últimos años. Utópica es en cambio la idea de que Chile podría retrotraerse a la situación de comienzos de siglo”.

“Así, Si el proyecto constitucional es rechazado, podría sobrevenir un largo período de inestabilidad. (…) Lo que ha ocurrido en los últimos dos años y medio en Chile es, en realidad, un proceso de carácter modélico para reformar un orden social que ya no se quiere. Pero el desenlace es todavía incierto. Si la reforma resultara, sería ejemplar no solo para América Latina, sino para todo el mundo”, estima.

Por otro lado, nuestro también asociado Radio Francia Internacional se pregunta: “¿Chile cerrará tres años de convulsión política?”.

Finalmente, desde Rusia, el Sputnik interroga a expertos y afirma que “esta votación será con inscripción automática y voto obligatorio. Por eso es tan difícil prever su resultado”.

Por Matías Vega
Fuente: biobiochile.cl

Deja un comentario